BAQUIA

¿Biomimética? No se coma esa langosta

Por biomimética se conoce la ciencia de emular el funcionamiento de organismos vivos a través de ingenios mecánicos o robóticos, tal y como explica Francisco Vico, profesor Asociado en la Facultad de Informática de la Universidad de Málaga.

El diario New York Times sitúa esta ciencia de actualidad. Scott Kirsner escribe sobre la langosta robótica del Dr. Joseph Ayers, capaz de moverse por el fondo marino y de gran interés para la oficina de Investigación Naval, que financia sus actividades en la Universidad de Boston. Su robolangosta es parte de una nueva generación de robots que utilizan la emulación de distintos animales vivos para desarrollar actividades que hasta ahora habían estado vetadas para un robot tradicional.

Este campo utiliza el mimetismo con animales como langostas, moscas, perros, peces, serpientes, lagartos ocucarachas para ir más allá de lo que ha sido posible hasta ahora en el manejo de robots, diseñados para tareas como la asistencia al ser humano en la búsqueda de personas desaparecidas en un terremoto u otro tipo de catástrofe natural. Esta es precisamente la especialidad de Howie Choset, de la universidad Carnagie Mellon, que está desarrollando un ingenio, a medio camino entre trompa de elefante y serpiente, especialmente dotado para este tipo de tareas de búsqueda.

Es obvio que la naturaleza ha tardado millones de años en desarrollar algunas de las características de estos seres vivos, por lo que los investigadores no tienen fácil crear imitaciones en laboratorios. A pesar de la aparición del perro robot japonés Aibo, desarrollado en 1999 por los ingenieros de Sony, los expertos consideran que todavía están a años de distancia de conseguir robots que sean fieles réplicas de sus modelos reales.

La próxima vez que sse tope con una cucaracha, piénseselo dos veces antes de azotarla con la zapatilla. Podría estar aplastando un prodigio de la tecnología.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios