British Telecom se ve inmersa en un escándalo (otro) de privacidad

Una orden judicial ordenó a la operadora británica Plusnet, propiedad de British Telecom, que entregara a la firma legal ACS:Law datos personales de unos 500 usuarios acusados de descargarse archivos protegidos por derechos de autor.

Pero desde luego, los datos no debían enviarse por correo electrónico, en una hoja de cálculo y sin ninguna clase de cifrado sobre la información sensible.

Es probable que nadie lo hubiera sabido nunca, de no ser porque ACS:Law ya protagonizaba su propio -y mayor- escándalo por filtración de datos personales .

El bufete de abogados, especializado en casos de violaciones de copyright y conocido por enviar cartas amenazantes a los usuarios había obtenido con órdenes judiciales los datos de al menos de 13.000 personas, que se filtraron a la Red , tras un ataque informático coordinado desde el foro 4Chan contra ACS:Law y otras organizaciones que representan a productores de contenido. Para mayor escarnio de los usuarios, algunos de los archivos en cuestión eran de pornografía.

British Telecom dice estar investigando por qué los datos llegaron sin cifrar a la firma de abogados, y asegura que los datos de sus clientes no se han visto comprometidos (a pesar de que están en Pirate Bay, para empezar), pero por si acaso ofrecerá a los clientes afectados \”un servicio de protección de identidad\”, incluyendo antivirus gratis, durante 12 meses.

BT y ACS:Law culpan al ataque informático de la filtración, pero la BBC señala que la filtración no ocurrió en el ataque propiamente dicho, sino después, en los consiguientes intentos de reconstrucción que hicieron los responsables de la página de ACS:Law. Y donde, parece, el respeto a la privacidad no era una prioridad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios