Bulos tecnológicos: El mito de los monitores que broncean

apple-691323_1280.jpg

Hubo una época en que la gente pensaba que una larga exposición a los rayos catódicos del monitor del ordenador bronceaba. Imagínate, cualquier informático, e incluso hoy día, cualquier persona que trabaje en una oficina, tendría un moreno caribeño.

De hecho en Gran Bretaña un portal web que realmente fue creado por la Asociación cáncer de piel de Karen Clifford, creó un falso anuncio en el que convencía a miles de británicos de que usando un eterminado calibrado del monitor a través de su web podrías broncearte. De esta manera los usuarios podían acceder a una sesión de rayos uva gratuita y sin abandonar su puesto de trabajo.

Es cierto que los monitores CRT (aquellos monitores grandes con forma de caja que ya apenas se usan) emiten bajos niveles de luz UV, pero estos niveles de radiación son muy bajos que como mucho pueden causar problemas de fatiga ocular.

os monitores LCD (los monitores planos) emiten aún niveles más bajos de radiación. Una exposición excesiva a los campos electromagnéticos por encima de 2 mg (miligaus) puede exponer a los usuarios a enfermedades como dolor muscular, fatiga o insomnio. 

La exposición prolongada también puede causar cáncer en los seres humanos y los animales. Ardor de ojos y dolores de cabeza pueden ser resultado de un aumento de luminiscencia o el brillo de las pantallas LCD.

Los monitores actuales, de los cuales la mayoría usa tecnología LED no emiten rayos catódicos ni radiación de ningún tipo. Regulan la cantidad de luz emitida y no cansan apenas la vista. Además onsumen mucho menos (unos 18W), por lo que son más baratos, su período de vida es superior y además son más ecológicos.

Por lo tanto si queremos obtener un bonito bronceado no nos queda otra solución que acudir a lo tradicional, que es tomarnos unas vacaciones y disfrutar del sol. Las máquinas de rayos uva no son una opción tan saludable.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios