BAQUIA

Busco un currito bueno, bonito y barato

Las webs de búsqueda de empleo se han desarrollado con gran fuerza en los últimos tiempos. Están pobladas de ofertas de trabajo y, desde luego, de aspirantes a ocuparlas. Entonces, ¿por qué suele resultar tan difícil encontrar a alguien acorde con nuestras necesidades?

Pues lo primero, porque la cualificación de la gente lamentablemente sigue dejando bastante que desear. La educación en España necesita un cambio de cabo a rabo; luego, el propio mercado laboral repele a determinados profesionales -ya hay infinitos en ciertos sectores- pero clama al cielo por encontrar personas para determinadas industrias.

Están también los que se han metido en ciertas profesiones por obligación, y entonces enseguida se les nota en las entrevistas que lo suyo quizás sea otra cosa, y no son capaces de convencernos. Por no hablar de los que se creen la bomba y se suben a la parra de las peticiones salariales para dejar su actual curro.

Pero algo que escasea más todavía es el poeta, el hombre incorregible e inspirado que, a la par que vuelve locos a sus compañeros de oficina, es capaz de inventar y crear de forma casi continua. El talento genial, en definitiva. Más.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios