BAQUIA

Cacos que miráis Facebook: ya podéis robarme

Cuando los alarmistas avisan sobre el peligro de que nos roben información confidencial en las redes sociales, siempre hay que responder con un razonamiento de sentido común: en una red social sólo aparece lo que hemos decidido publicar, luego será nuestra culpa y responsabilidad si en nuestro perfil público se muestra algún dato que sería mejor mantener en privado.

Eso puede incluir las actualizaciones de perfil que anuncian de que pasaremos un mes explorando el Círculo Polar Ártico, o la cuenta de Foursquare que informa continuamente de nuestra posición. Los tecno-cacos avispados pueden acceder a todo un directorio de pisos vacíos, imprudencias de las que pretende alertarnos Please Rob Me.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios