BAQUIA

“Calderilla” informática

Esta semana ha sido fatídica para la familia Gates. Papá Bill ha dejado de ser el hombre más rico del mundo, y el prestigioso estatus que ha mantenido durante los últimos años ha desaparecido completamente. Sus 59.200 millones de dólares ya no son suficientes para presidir el ranking de los más forrados del planeta, y ha caído a un segundo lugar.

Según la publicación Mashable, el magnate mexicano de las telecomunicaciones Carlos Slim Helú es, actualmente, el que más fajos de billetes acumula en los bancos (o debajo del colchón… quién sabe) y ha arrebatado al dueño de Microsoft su hegemonía mundial.

La revista, que ha publicado una lista no oficial (ya que la tradicional es la que elabora anualmente Forbes), no ha desvelado cómo se siente Bill ante este anuncio, pero lo que sí demuestra es que la tecnología es un negocio que no anda mal de dinero.

Y es que todos los empresarios que aparecen en el top 10, que incluye las mayores fortunas tecnológicas, no necesitan pedir una hipoteca para comprarse un piso.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios