BAQUIA

Cámaras digitales: mas allá de la guerra de los megapíxeles

A la hora de comprar una cámara digital, muchos consumidores se fijan principalmente en los megapíxeles. No es la prestación más importante de la cámara ni la que asegura obtener imágenes de mejor calidad, pero sí un dato que llama mucho la atención y que se entiende fácilmente, a diferencia de otras funciones que suenan a coreano.

Al fin y al cabo, una fotografía con 5 MP de resolución (una capacidad que hace tiempo que superaron las cámaras digitales, y que ya alcanzan incluso muchos teléfonos) cumple de sobras con la calidad que necesita el usuario medio, que raramente imprime sus imágenes y que tal vez hará una foto de gran tamaño para terminar subiéndola a su perfil de Facebook

Además, las fotografías de gran tamaño tienen una serie de efectos secundarios negativos, entre ellos, saturar antes las tarjetas de memoria, ocupar más espacio en los discos duros de los ordenadores, o no reproducir con fidelidad los colores originales.

La competición entre los fabricantes de cámaras digitales por ofrecer la máxima capacidad de megapíxeles ha ido subiendo poco a poco el listón, hasta alcanzar recientemente los 12 MP, que ofrecen diferentes modelos de Samsung, Canon o Pentax

Llegados a este punto, parece que algunos se empiezan a desentender de esta competición. Es el caso del fabricante japonés Olympus, uno de los más importantes del mercado. Akira Watanabe, uno de sus directivos, declaraba a ZDNet que “12 MP son suficientes para cubrir la mayoría de las necesidades de la mayoría de los usuarios”.

Por este motivo, Olympus se retira de esta pugna, y renuncia a intentar vender más cámaras ofreciendo más MP. En su lugar, la compañía se centrará en otro tipo de mejoras de las cámaras, como el rango dinámico (el espectro de colores que el sensor es capaz de reproducir) o la mejora de la calidad de imágenes tomadas con poca luz.

Otras tendencias que se apuntan más allá de la guerra de los MP son mejorar la calidad del zoom, construir lentes con mayor sensibilidad, y capacidad para grabar y reproducir vídeo de Alta Definición.

Se trata en definitiva de dar una experiencia general más completa, y no centrarse sólo en el tamaño de las fotos, de igual forma que un coche no se vende sólo por la velocidad punta que alcanza, sino por el conjunto de sus prestaciones.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios