BAQUIA

Campañas online: definición del público objetivo

Una de las grandes ventajas que Internet aporta al mundo de la publicidad es la posibilidad de controlar a qué público se dirige cada uno de los mensajes. La definición del público, junto con la elección de los soportes y los formatos adecuados, es uno de los aspectos incluidos en la segmentación de las campañas online, elemento clave para el éxito de las mismas.

La segmentación posibilita la personalización

La importancia de la segmentación

A diferencia de las campañas de marketing tradicional, en Internet es posible controlar a quién llega cada uno de los impactos publicitarios. Por este motivo, es preciso definir con precisión la segmentación del público objetivo al que se va a dirigir la campaña online, de forma que se obtenga la máxima efectividad de cada uno de los impactos.

Una mayor segmentación implica mayor personalización de los mensajes, de las creatividades y de la publicidad en general, ya que se dispone de más información acerca del receptor. De este modo, al adecuar los mensajes a los distintos públicos se obtienen mejores resultados en términos de efectividad.

No obstante, a medida que se avanza en la segmentación surgen dos problemas:

  • El precio de la campaña es más alto.
  • Se reduce la cobertura de la campaña.

En consecuencia, debe establecerse el nivel óptimo de segmentación para cada campaña, adecuando el grado de segmentación a los objetivos de ésta. Si, por ejemplo, lo que se desea es generar marca, no será precisa una gran segmentación, ya que lo que se persigue es que la marca sea vista por el mayor número de internautas posible. Si, por el contrario, se persiguen objetivos más ambiciosos, el nivel de segmentación debe obligatoriamente aumentar, hasta llegar al perfecto conocimiento del usuario mediante una comunicación personalizada.

Localización del público objetivo

La central de medios, o incluso los propios sitios, disponen de los datos identificativos del público que visita los sitios web. A partir de éstos, se pueden seleccionar posteriormente una serie de criterios de segmentación que permitan a cada empresa llegar a su público objetivo. Es fundamental la correcta elección de estos criterios, ya que no debe olvidarse que cada uno de ellos conlleva un coste adicional al precio de inserción en el sitio escogido, además de reducir la cobertura de la campaña. Los principales criterios de segmentación son:

  • País de acceso
  • Lugar de acceso
  • Hora de acceso
  • Día de la semana
  • Tipo de navegador
  • Sistema operativo
  • Provincias
  • Frecuencia

En función del objetivo de la campaña, se eligirá un criterio u otro para hacer llegar los impactos publicitarios a un determinado tipo de usuario. Por ejemplo, el criterio de frecuencia (número de veces que el usuario recibe el impacto) es útil cuando lo que se persigue es llegar a muchos usuarios diferentes. El lugar de acceso, por su parte,, permite discriminar entre usuarios que acceden desde sus hogares, el trabajo o el centro de estudios.

De este modo, pueden indentificarse diferentes perfiles de usuarios en función del sitio web elegido, tal y como se observa en la siguiente tabla:

  • El público habitual de los portales lo constituyen jóvenes, mujeres y usuarios con escasa experiencia como internautas.
  • En cambio, los comercios electrónicos atraen a usuarios experimentados, generalmente hombres de edades comprendidas entre los 25 y los 44 años.
  • Por su parte, el perfil de la audiencia de un sitio especializado dependerá de los contenidos que se ofrezcan (información deportiva, financiera, salud, etc.), pero, en general, se compone de usuarios con cierta experiencia en la Red, la suficiente como para animarles a adentrarse más allá de los portales.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • Baquía Inteligencia
  • Commerce Net
  • AC Nielsen

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios