BAQUIA

Canonizados, al fin

Finalmente sucedió: a partir del mes que viene, cada vez que compremos un soporte de almacenamiento digital nos estaremos identificando como potenciales delincuentes, y pagaremos por ello la tasa establecida para purgar nuestros delitos, los cometamos o no.

Es curioso que un gobierno como el del PSOE, que en sus casi cuatro años de mandato ha sacado adelante numerosas iniciativas “sociales”, se decida ahora, a poco más de tres meses de las elecciones, a llevar hasta sus últimas consecuencias una medida tremendamente impopular. Frente al clamor de millones de usuarios y la oposición de un Partido Popular que se ha apuntado al carro de la supresión del canon ante la posibilidad de arañar unos miles de votos con este asunto (aunque sólo hace unos días daba la impresión de que no se enteraba ni de lo que votaba), el PSOE ha hecho oídos sordos a todas las protestas y razonamientos, lanzándose al vacío impositivo en un escenario en el que el bolsillo de los españoles ya está más que dolorido.

¿Qué poderosísimos mecanismos persuasivos manejará la SGAE para haber logrado “convencer” al gobierno de la necesidad de imponer este canon? Asusta pensarlo. Opine sobre este tema.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios