BAQUIA

¿Cansado y flojo?… Es usted el responsable de informática

En un artículo publicado en IT World, Barb Gomolski nos explica como, en sus múltiples visitas a muchos responsables de informática en Estados Unidos, ha descubierto que éstos sienten un importante cansancio y que, en realidad, han llegado a la conclusión que la fatiga es parte de su responsabilidad de ofrecer soluciones informáticas y tecnológicas a sus empresas, lo que genera una presión constante a la que, además, ahora se le ha acumulado las necesidad de ofrecer negocios online que requieren un esfuerzo adicional a los recursos, ya de por si exiguos, con los que cuentan.

Según Barb, en la mayoría de los casos, cuatro simples reglas mejorarían drásticamente la percepción de control del departamento informático sobre las necesidades de su empresa:

  1. Desarrollar una arquitectura común. Dicho de otra forma, tener e implementar un plan para seleccionar y mantener unos estándares en los tipos de tecnologías que se utilicen a través de sistemas de correo electrónico, bases de datos, servidores, aplicaciones y redes. Esto permitiría reducir el número de personas necesarias para que funcionen bien los sistemas y haría que los proyectos fuesen más fáciles de implementar.
  2. Implementar SLA (Service Level Agreements). Si el departamento de informática no tiene claro qué se espera de ellos, y los usuarios lo utilizan para todo con sello de urgencia, el caos es desesperanzador. Si, por ejemplo, hemos negociado una respuesta en 24 horas para un tema de la Intranet, los usuarios saben cual es la obligación del departamento y no exigen más.
  3. Utilice el sistema de pago por servicio. Todos los servicios del departamento informático deberían ser abonados por los usuarios siguiendo este sistema. Así, las unidades operativas conocen el coste de sus decisiones y tienen más claro lo que se pueden o no permitir. Si todo es gratis, el nivel de peticiones pronto pone al departamento de informática fuera de control.
  4. Centralice las funciones informáticas que pueda. La replicación de bases de datos o aplicaciones sin control centralizado contribuyen al caos y generan gastos que se podrían suprimir. Los ahorros, según Barb, pueden llegar al 20%.

  5. Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios