BAQUIA

CANTV domina desregulación venezolana

Desde hoy las empresas interesadas en prestar servicios de telefonía básica en Venezuela deberán negociar el pago de la interconexión con el ex monopolio privado CANTV, que invirtió más de U$S 5 millardos para afirmarse en el mercado, contra 40 nuevas empresas.

La Ley de Telecomunicaciones venezolana establece que los acuerdos de interconexión deben establecerse como máximo en un lapso de dos meses, al cabo del cual CONATEL (organismo regulador estatal) puede intervenir para resolver las diferencias.

Ya hubo discusiones, que tovavía no pudieron ser resueltas, entre CANTV y Telcel, líder en telefonía celular. El ex monopolio también tuvo problemas con proveedoras de acceso a Internet como Netpoint, Truevision y Compuserve, por deficiencias en el servicio telefónico que brindaba a los cibernautas, además de con la operadora de televisión paga Intercable, que utillizó las conexiones de CANTV -bienes públicos para las normas actuales- para transmitir su señal.

En los últimos ocho años, la empresa ha invertido en cubrir Venezuela con sus redes de fibra óptica, y últimamente inició un plan de expansión de sus centros de comunicaciones franquiciados, en los cuales ofrecen acceso a telefonía, envío de faxes e Internet. Hasta la fecha, hay 47 centros instalados, mientras que otros 150 abrirán próximamente.