BAQUIA

Capital riesgo y ‘private equity’ en Latinoamérica: ¡Más madera!

La inversión en compañías latinoamericanas no cotizadas en bolsa (private equity y capital riesgo) ha bajado mucho. Pero es sabido que nadando contra la marea se pueden obtener altos rendimientos en el mundo de la inversión. Hay algunas compañías que siguen apostando por jóvenes compañías de tecnología latinoamericanas. En muchos casos se trata de inversiones realizadas por fondos de private equity y capital riesgo de grandes compañías, así como de entidades financieras que, en muchos casos, son españolas.

Uno de los ejemplos recientes más sonados es el de Intel. La compañía fabricante de semiconductoras estadounidense invirtió en febrero en la empresa mexicana QualitaNet, una proveedora de tecnologías de la información para empresas. Intel y QualitaNet combinarán recursos y apoyarán la promoción de sistemas basados en procesadores Xeon e Itanium, a través de servicios y soluciones para plataformas de misión crítica en el mercado corporativo mexicano. Otros inversores en QualitaNet fueron Visionaria Venture Capital, respaldada a su vez por el gigante estadounidense Compaq, y el banco mexicano Grupo Financiero Inbursa.

Latinoamérica no es ni mucho menos un desconocido para Intel. Desde 1998 ha invertido en 11 jóvenes compañías de la región. Entre ellas están Starmedia, Patagon, El Sitio e Impsat. Ninguna de estas empresas está atravesando actualmente por una etapa boyante, pero Intel tuvo el buen juicio de vender su participación en estas empresas en momentos en los que estas compañías se cotizaban a valoraciones estratosféricas.

México, cada vez más cerca de lo mejor de los dos mundos

El conocido dicho de \”pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de EE UU\” está provocando reacciones contrarias. Cada vez son más los que no lo comparten. La convergencia con la economía de EE UU está lentamente imponiendo una realidad económica distinta, más compleja pero, también, más positiva.

Por su cercanía a EE UU, su mano de obra relativamente barata, y su participación en el Tratado de Libre Comercio con EE UU y Canadá, México es un país sumamente interesante para grandes compañías e inversores. José Golffier, responsable de las inversiones de Intel Capital en México y Perú señaló recientemente a The Daily Deal que \”en México últimamente se han desarrollado muchas tecnologías locales\”. Golffier declaró que le gustaría que la evolución económica de Taiwan se replique en México. \”La idea es pasar de procesos de manufactura a los de diseño. México tiene la base manufacturera con plantas electrónicas y la base de recursos humanos como para dar un paso más\”, afirmó Golffier.

Además de México, muchos otros países latinoamericanos ofrecen interesantes posibilidades para la inversión en jóvenes compañías tecnológicas. Por el tamaño de sus mercados y la existencia de una clase laboral bien formada destacan Brasil, Chile y Argentina.

Desaceleración en el mercado de datos…

Es cierto que el mercado de telecomunicación de datos latinoamericano, en contraste con el de voz, no está creciendo a las altas tasas que se esperaba. Así la telefónica mexicana

Telmex informó la semana pasada que la facturación del negocio de datos (acceso a Internet, webhosting etc…) aumentó tan sólo un 2,8% en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo del año anterior. Las ventas de servicios relacionados con la transmisión de datos suponen un 10% de la facturación de Telmex.

…pero buenas noticias en el comercio electrónico.

Es importante resaltar que el comercio electrónico B2C (empresa – consumidor individual) está adquiriendo volúmenes importantes en varios países latinoamericanos. En especial el de la venta de automóviles. Según estudios recientemente publicados por Boston Consulting Group (BCG), la venta de coches por Internet se disparó en Latinoamérica de 101 millones de dólares en 2000 a 504 millones de dólares en 2001.

En Europa y EE UU, Internet está sirviendo como una fuente para adquirir y comparar datos sobre automóviles y, así, estudiar pero no comprar el automóvil a través de la Red.

Compañías automovilísticas como Fiat, Ford y General Motors han tratado de impulsar sus ventas a través de Internet, en especial las de coches de precios bajos. La existencia de automóviles relativamente baratos se debe a la existencia de plantas de producción más eficientes y, sobre todo, a los menores costes de inventario que conlleva la comercialización de automóviles a través de la Red.

Otros avances importantes del comercio electrónico en Latinoamérica, según el estudio de BCG, se han producido en subastas para consumidores (108 millones de dólares en 2000 y 203 millones en 2002), Viajes (de 54 millones a 140 millones) y software y hardware (72 millones a 139).

La inversión en private equity y capital riesgo latinoamericano sigue ofreciendo buenas perspectivas, a pesar de la inestabilidad política de muchos de estos países. Este tipo de financiación debe de ser apoyada por los entes públicos de la región ya que tiene una importante función de innovación y creación de empleo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios