BAQUIA

CeBIT 2010: sombrío y con poca miga

La feria tecnológica CeBIT, la más grande del mundo del sector, cerró sus puertas otro año más tras una edición con menos público y menos grandes lanzamientos, en la que España fue el invitado de honor. La asistencia de este año se estima en torno a los 300.000 visitantes, 100.000 menos que el año pasado. También hubo menos expositores en sus 25 pabellones, 4.157, un 3 por ciento menos que en 2009. El momento de más emoción de la feria fue cuando la policía lanzó una redada (otro año más, que esto tampoco es novedad) sobre varios stands, confiscando varios aparatos sospechosos de infringir patentes. De las 51 empresas afectadas, 24 eran chinas, 15 taiwanesas o hongkonesas y las demás europeas o surcoreanas. España ha vivido su condición de estrella invitada con presencia de empresas, instituciones y comunidades autónomas. El DNI electrónico fue es una de las grandes bazas a nivel estatal, mientras Alemania aún estaba presentando prototipos en su stand. Unas 70 empresas se unieron a la comitiva española en la feria, encabezada el día de inauguración con la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se dejó fotografiar junto a la canciller alemana, Angela Merkel, con sendas gafas de tres dimensiones en una de las pocas fotos de la feria que ha trascendido hasta los medios generalistas. Sin producto estrella Precisamente los equipos audiovisuales en tres dimensiones han sido uno de los protagonistas de la feria, en la que no ha habido un gran dispositivo que dominase. Las miradas, pues se han repartido entre netbooks, lectores electrónicos y proyectores más ligeros. En la primera categoría, Intel llevó su Convertible Classmate, pensado para que los escolares de países en desarrollo naveguen, tomen apuntes o lean libros. La pantalla táctil puede girarse antes de abatirse, convirtiéndose en una especie de tablet con los botones escondidos. A su vez ASUS ha presentado su propio lector electrónico con la ambición de competir directamente con el líder del sector, el Kindle. El ASUS DR-900, afirman, tiene más funciones que el modelo de Amazon. Su aparatito lleva una pantalla de nueve pulgadas sin iluminación –la famosa tinta electrónica, aunque de marca SiPix en vez de E-Ink- pero táctil. Además tiene conexión WiFi y móvil, con navegador web incorporado. Estará disponible en primavera. Pasando a los proyectores, llama la atención el Acer K-11, que pretende ser fácil de llevar de un sitio a otro (mide 12 por 11,6 centímetros y pesa 0,6 kilos). La empresa ha conseguido reducir su consumo en un 30 por ciento, algo que sienta bien en la única feria tecnológica con un apartado específico dedicado al respeto al medio ambiente. Sin embargo, el lanzamiento que más eco ha recibido no es un gadget, ni un servicio online, ni una aplicación, sino una tarjeta gráfica. La Ion 2 de Nvidia ha convencido a muchos con la promesa de llevar a los netbooks una experiencia de alta definición en condiciones. La propia firma ponía de ejemplo en su comunicado que no sólo los vídeos de alta definición de YouTube, sino juegos como Spore o World of Warcraft serán otra cosa a partir de ahora. Otra mejora es que amplía la duración de la batería hasta a 10 horas. Por último, entre el software destacó la presencia de Google con su Street View, a pesar de los desencuentros que está teniendo últimamente con las autoridades europeas, que señalan las consecuencias que tiene el servicio para la privacidad de los viandantes.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios