BAQUIA

CES 2006: el año de Google y los reproductores digitales

Está claro que si uno quiere ser algo en Internet, no le queda otra que reservar un hueco en su agenda para pasar la primera semana de enero en el Consumer Electronics Show, cita ineludible en esa especie de parque temático para regocijo de adultos que es Las Vegas. En el desierto de Nevada se dan cita a comienzos de cada año todas las vedettes del show business tecnológico (y también de otras galaxias), ya sea para simplemente escuchar, curiosear, dejarse ver, tantear, presentar, protagonizar o hasta lucirse llegado el caso, en función del grado de expectación que cada uno genera según el rango que ocupa en el status quo del mundillo de las tecnologías.

La edición de este año no ha defraudado a nadie, algo que por otra parte era de esperar, ya que no en vano las empresas lucen en este evento sus mejores galas y aprovechan la ocasión para presentar sus productos más mimados. Y ya que hablamos de status quo y de expectativas, no hay más remedio que empezar este resumen con la empresa que sin duda más rumores y habladurías genera en la actualidad, y también la que más glamour destila.

Lo que nos dejó la divina trinidad

Se había especulado mucho sobre la posibilidad de que Google se introdujera en el mundo del hardware presentando su primer producto tangible; se hablaba de Google Cubes, una especie de disco duro portátil con conexión a Internet, o de un Google PC de bajo coste con navegador y sistema operativo propios. Al final resulta que tendremos que seguir esperando para ver un gadget con el logotipo más conocido de Internet, un cacharro que cuando llegue se supone que aportará las virtudes de todos los productos marca de la casa, esto es, sencillez, fiabilidad, eficiencia y conexión permanente.

De momento, la compañía de Page y Brin no da el salto al mundo físico. En el CES se conformó con presentar Google Pack, un paquete de programas bajo licencia única y actualización automática, y a anunciar que comercializará contenidos bajo demanda en su servicio Google Video, además de desarrollar su propio reproductor de vídeo. Al fin y al cabo, cualquier movimiento de Google es noticia durante todo el año, por lo que no tiene necesidad de darse codazos con nadie en un evento en el que todos tratan de captar el mayor número de miradas. A buen seguro que no tendremos que esperar hasta la próxima edición del CES para que la compañía presente sonoras novedades.

A Bill Gates, antaño protagonista indiscutible de estos encuentros, se le reservó el privilegio de pronunciar la charla inaugural, tal vez por aquello de reconocer pasadas glorias. El jefazo de Microsoft aprovechó la ocasión para desvelar las principales características de Windows Vista, su próximo sistema operativo, y presentar un reproductor de discos digitales que funciona con tecnología HD DVD, tomando partido en la definitivamente irreconciliable guerra por la sucesión del DVD que enfrenta a este formato con el Blu-Ray impulsado por Sony.

Después, no sabemos si herido en su orgullo o enrabietado por la pérdida de protagonismo, Gates declaró en una entrevista que Google no es el principal competidor de Microsoft, sino que lo son IBM, Sony, Apple o Nokia, pues no en vano su empresa tiene frentes abiertos en campos que abarcan desde el PC y el software hasta la telefonía móvil o los videojuegos. Gates seguirá empeñado en demostrar que para su compañía no rige aquello de “quien mucho abarca, poco aprieta”.

La trilogía estelar de las empresas tecnológicas se completó con la intervención de Yahoo, protagonizada por su CEO, Terry Semel, quien tuvo que aguantar el tipo durante uno de los momentos más engorrosos de la feria cuando se cortó la conexión a Internet durante su performance. Con menos ruido que los anteriores, Semel presentó Yahoo! Go, una apuesta por sacar los servicios de la compañía fuera del navegador y el PC para llevarlos a la televisión y al móvil, pues según Semel, “los consumidores quieren llevarse la información con ellos, donde quiera que vayan”. Poco aire fresco en su discurso, a ser sinceros, ya que todo ello tiene un cierto tufillo a refrito. Más que introducir novedad alguna, podría decirse que Yahoo ha puesto un nombre a la estrategia que ha venido desarrollando en los últimos meses.

Gadgets, gadgets y más gadgets

Pese al enorme revuelo que montan las puntocom, no olvidemos que el CES es un evento dedicado fundamentalmente a la electrónica de consumo, por lo que los gadgets tienen un protagonismo obligatorio e indiscutible. Con un total de 2.500 expositores y la ausencia de Apple, que esta semana organiza en San Francisco su particular MacWorld Expo (por cierto: ¿cuánto creen que tardará Google en montar su propio festival? Hagan sus apuestas) las mayores novedades se centraron en la televisión de alta definición y los reproductores multimedia.

El Zen Vision:M de Creative ha sido seleccionado como el mejor gadget de la feria en la selección elaborada por la prestigiosa Cnet. Más allá de un reproductor musical, es un pequeño centro multimedia que aspira a atacar la hegemonía del iPod de Apple en este mercado. El mismo objetivo se marcan el Sansa e200 de SanDisk, el AV700E de EchoStar, el U10 de iRiver o el Inno XM2Go de Pioneer, este con radio por satélite incorporada.

En televisión digital, Samsung presentó su HL-S5679W, con pantalla de 56 pulgadas, mientras que Philips anunció que venderá televisores en 3D en el año 2008. También Samsung destacó con su teléfono ZX20, al igual que Motorola con su ROKR E2. Y si está pensando en comprar un DVD, mejor aguarde unos meses: este mismo año los consumidores podríamos enfrentarnos ya al dilema de elegir entre los primeros reproductores de gran capacidad. Dado que la industria no ha llegado a una solución conciliadora, deberemos optar entre HD DVD y Blu-Ray, cuyos primeros modelos han sido presentados respectivamente por Toshiba y Sony. Un consejo: no se precipite en la decisión y espere unos meses antes de comprar, no sea que tenga que jubilar por obsoleto su recién adquirido aparato.

Aún hubo mucho más. Por ejemplo, Intel nos trajo Viiv, una plataforma de entretenimiento que servirá para distribuir contenidos en potentes ordenadores diseñados para el entretenimiento digital, y que según Paul Otellini, presidente de la compañía, supondrá el inicio de una nueva era en la televisión. Wowwee presentó la última generación de sus Robosapiens, el RS2, un artefacto que aspira a reemplazar algún día a los soldados de combate, y también Honda se lució con su robot andarín Asimo. Dell presentó su XPS 600, una auténtica bestia entre los PCs de sobremesa de última generación… Y podríamos seguir reseñando más y más productos, pero les dejamos con dos últimas selecciones recomendables: la de Engadget y la de las mejores innovaciones presentadas en la feria, elaborada por el propio CES.

Renueven su cacharrería electrónica (pero sin estresarse si no lo poseen todo), hagan sitio en su salón para tanto artilugio y… el año que viene más.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios