BAQUIA

ChatRoulette estrena nueva versión

ChatRoulette se estrenó a principios de este año, y rápidamente se convirtió en una sensación de Internet. Un servicio que conectaba las webcams de dos usuarios al azar, es una especie de ruleta rusa en la que ninguna de las partes sabía qué iba a encontrar al otro lado.

Sucedió que lo que encontraba al otro lado eran a menudo escenas, digamos, un tanto obscenas. Pero eso, para bien o para mal, se convirtió en una de las señas de identidad del servicio, que incluso llegó a considerar la idea de implantar un software que bloqueara las imágenes de genitales masculinos.

Al margen de esta característica, la idea de ChatRoulette atrajo el interés de muchos inversores, especialmente interesados al tratarse de un proyecto desarrollado por un estudiante de 17 años, Andrey Ternovskiy. Las cifras dan una muestra de su éxito: en enero tenía 100.000 usuarios, y en febrero había pasado a un millón.

La web estuvo fuera de servicio la semana pasada, y ayer volvió a funcionar estrenando nuevo diseño. La página de inicio es ahora más austera, con sólo dos ventanas para verse las caras, una caja donde chatear y una barra para cambiar de cámara.

La caída de servicio de la semana pasada despertó muchos comentarios, desde los que pensaban en un cierre definitivo hasta los que esperaban una nueva versión libre de voyeurs y exhibicionistas. Pero según TechCrunch, se debió a un agujero de seguridad.

El caso es que no parece que se haya solucionado el problema del exhibicionismo, según el mismo artículo de TechCrunch. Ternovskiy tendrá que inventar algún remedio si quiere convencer a un anunciante de que aparezca su marca junto a no se sabe quién o qué…

De momento, alguien ha encontrado una forma original de promocionarse en ChatRoulette. Se trata de la película “The last exorcism”, que ha utilizado la web para difundir un vídeo con imágenes de una joven repentinamente poseída por los demonios.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios