China, ese ogro

Cayó el telón de acero, acabó la guerra fría… Pero el miedo al otro sigue en pie, solo que si antes era la extinta URSS ahora es China quien acapara los temores de EEUU.

Cuando Lenovo compró por 1.300 millones de euros la división de ordenadores personales de IBM, se abrió las puertas del mercado estadounidense, que sin embargo ahora se le cierran.

Y es que el Departamento de Estado norteamericano ha vetado los PC Lenovo por miedo al espionaje chino. El Gobierno de Bush cede así a las presiones de varios congresistas opuestos a que la firma asiática se encargue de la renovación informática de dicho departamento.

El problema es que 900 de los 16.000 ordenadores de sobremesa pedidos por la Administración se iban a instalar en una red especial por donde circulan documentos confidenciales y secretos de Estado.

Y, como Lenovo es una compañía controlada en una cuarta parte por el Ejecutivo chino, miembros del Congreso denunciaron que el régimen comunista podría instalar hardware o software clandestinos en los ordenadores para husmear en los servicios de inteligencia.

Finalmente parece que la operación se llevará a cabo, pero eso sí, los 16.000 ordenadores funcionarán en una red no clasificada y ninguno tendrá acceso a documentos secretos. Lenovo hará negocio, aunque su imagen ha recibido un buen puñetazo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios