China quiere controlar Internet en todos los PCs domésticos

Parece que las autoridades chinas no quieren dejar fuera de su control nada que tenga que ver con Internet. Si la semana pasada, coincidiendo con el 20ª aniversario de la matanza de Tiananmen, un oportuno “día de mantenimiento nacional de Internet” bloqueaba el acceso a cientos de páginas y servicios de la Red, ahora conocemos un plan todavía más ambicioso para maniatar a los internautas del país.

Según el diario Wall Street Journal, el gobierno chino pretende que todos los ordenadores que se vendan a particulares a partir del próximo mes de julio lleven preinstalado un software que bloquee el acceso a determinados sitios web, con el objetivo de proteger a los jóvenes del contenido dañino de Internet.

El programa conectaría todos los ordenadores con una base de datos de sitios prohibidos, y bloquearía el acceso. Deberá estar preinstalado en el disco duro del PC, o bien incluirse en un CD que se venda con el ordenador. Aunque aún no han hecho oficial el anuncio, las autoridades chinas ya están comunicando a los principales fabricantes de PCs esta medida.

El bloqueo se ejercería principalmente sobre las páginas con contenidos pornográficos y violentos. Pero además, el software podría bloquear el acceso a otro tipo de páginas relacionadas con temas políticos, ya que la lista de sitios prohibidos será continuamente revisada y actualizada.

Jinhui Computer System Engineering es la empresa que ha desarrollado el software por encargo del gobierno chino. Ahora lo distribuirá entre los principales fabricantes de PCs sin ningún recargo para éstos, que deberán informar a las autoridades de cuántos ordenadores para la venta doméstica han incluido el programa.

Al margen del riesgo de controlar o censurar el acceso a Internet, los fabricantes de PCs advierten de que esta medida puede provocar un mal funcionamiento de los ordenadores que se vendan China, y hacerlos más vulnerables a ataques externos.

Pero el gran dilema que se plantea para la industria internacional es someterse a la orden de censura con el fin de acceder a un enorme mercado, o ignorarla y quedar fuera del mismo. El año pasado se vendieron 40 millones de PCs en China, el segundo mercado mundial tras EEUU. Lenovo es el principal vendedor, con una cuota del 26,7%, seguida de HP (13,7%) y Dell (8,1%).

No sería la primera vez que compañías relacionadas con la tecnología se someten a las duras exigencias de las autoridades chinas con tal de operar en el país. De momento, ningún fabricante importante se ha pronunciado con claridad sobre la -medida, que mantienen bajo estudio.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios