BAQUIA

China sigue cerrando cibercafés a millares

Parece que el entretenimiento oficial de las autoridades chinas es abrir y cerrar cibercafés a millares (sobre todo lo segundo). El gobierno de este país ha cerrado más de 3.100 establecimientos de este tipo en todo el territorio nacional y ha prohibido temporalmente la apertura de otros 11.000 (ahí es nada), por no cumplir unos requerimientos de seguridad mínimos.

Según la agencia informativa Xinhua, estas medidas de seguridad incluyen contar con salidas de emergencia abiertas, no tener obstáculos que impidan la evacuación y disponer de Extintores. Todos requisitos muy lógicos. Lo que quizás no lo sea tanto es la prohibición de apostar, tener videojuegos extremadamente violentos o hacer mucho ruido.

Esta preocupación del gobierno chino por la integridad de sus ciudadanos viene a raíz de un incendio en un cibercafé de Pekín que se saldó con 25 muertos. Inmediatamente después de suceder cerraron todos los cibercafés de la capital (unos 2.400, de los cuales apenas 200 contaban con licencia según fuentes oficiales). Un interés excesivo teniendo en cuenta que, como bien han dicho algunos usuarios de cibercafés, están tomándose más en serio la seguridad en este tipo de locales que en cualquier otro, incluyendo discotecas.

Antes de tener la seguridad como excusa, las autoridades chinas ya llevaron a cabo numerosos cierres de cibercafés para evitar la corrupción de sus ciudadanos. Entre las últimas y más llamativas operaciones de este tipo se encuentran el cierre de 200 establecimientos en Shangai a principios de mayo y la clausura de, nada más y nada menos, 17.000 cibercafés en todo el país a finales del pasado año.

También la navegación está censurada en ese país. Sorprendentemente, hace cosa de un mes china decidió abrir el acceso a una serie de publicaciones occidentales, antes vetadas. Entre los liberados se encuentran Reuters, la CNN y el Washington Post. Pero otros muchos, como por ejemplo la revista Time y la BBC, no son tan afortunados.

Esta postura no está ayudando precisamente al gobierno chino a conseguir las simpatías de los internautas. Hace apenas quince días Hactivismo, uno de los grupos internacionales de hackers mejor conocidos, hizo pública su intención de proporcionar herramientas de manera gratuita que permitan la navegación anónima, una iniciativa especialmente pensada para los habitantes de aquellos países en los que el acceso a la Red esté censurado de alguna manera como es el caso de China.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios