BAQUIA

Cinco pasos para vender más en Internet

2004 ha sido el año de la publicidad en Internet. Las empresas confían a la Red sus acciones de marketing más agresivas y atraen a los visitantes usando campañas de branding y venta directa. Pero todo apunta a que la publicidad online evolucionará aún. LastInfoo es un servicio que habilita un nuevo canal publicitario a sus clientes: su propio periódico online, donde usted es el dueño de la línea editorial, y decide qué publicar y cómo anunciarse. Baquía ha firmado un acuerdo con DiceLaRed para ofrecer a través de LastInfoo el mejor sistema de canales temáticos de tecnología patrocinados por los clientes de Baquía.

Por este motivo queremos compartir con los lectores de Baquía cinco pasos para transformar en ventas sus presupuestos de publicidad online.

1. Hágase notar

Las mayoría de las páginas web corporativas se hallan sepultadas bajo cientos de resultados similares en Google. Los buscadores premian, además de otros aspectos, la actualización continua de los contenidos y el diseño html abierto, sencillo y transparente. Cualquier esfuerzo para posicionar su web se verá recompensado con un importante incremento del tráfico de compradores potenciales. Si la web corporativa es intocable, se pueden crear páginas ad hoc con valor intrínseco, que refuercen el tráfico hacia la web corporativa o la tienda online. Servicios de posicionamiento como Webpositer o Encumbra ayudan a forzar el puesto en función de búsquedas clave, aunque Google premia posicionamientos no forzados basados en contenidos frecuentemente actualizados y relevantes, como los que se obtienen con un simple weblog, o con servicios como LastInfoo, que ofrecen una agregación automática de contenidos relevantes para su audiencia y mejoran su posicionamiento al darle contexto y profundidad a la información que ofrece desde sus páginas.

Si decide comprar publicidad en buscadores, no se limite a búsquedas genéricas que son más caras y con baja eficacia (tasa de click-through). Investigue qué palabras clave pueden reportarle el mayor tráfico. Recuerde que muchos pocos valen un mucho, y que habitualmente, las búsquedas más generales atraen a un público menos valioso. Imagínese que vende accesorios de informática: ¿qué visitante cree que tendría mayor intención de compra, el que busca \”iPod\”, o el que busca \”fundas para el iPod\”?

Tampoco se limite a contratar anuncios en Google Adwords. Servicios como Espotting, Código Barras, Tradedoubler u Overture pueden ser más adecuados a sus necesidades.

2. Cree su propio canal de información

Las empresas acumulan muchos conocimientos en su área de negocio. Vivimos además en la era de la sobreabundancia informativa, con un público que demanda más contenidos gratuitos y de mayor calidad. Con el auge del fenómeno blog y las tecnologías de agregación de la información cualquier empresa tiene a su alcance la publicación de su propio canal de noticias. Herramientas de publicación de weblogs como TypePad, Blogia, Blogger o The Cocktail permiten establecer con poco esfuerzo un puente de comunicación hacia sus clientes.

Un servicio como LastInfoo le posibilitará además decidir qué tipo de informacion publicar, editando un periódico online completamente automatizado (en el diseño, la estructura y la selección y publicación de noticias) en el que usted decide cómo dirigirse a sus visitantes, sea con banners, notas de prensa, anuncios de texto o una combinación de todo ello.

La historia de la publicidad en tres fases: primero el anunciante fue a buscar al medio de comunicación; después el medio fue a buscar al anunciante; por último, el anunciante fabrica su propia valla publicitaria. Hoy en día, las empresas son medios de comunicación.

3. Facilite el clic de compra

Una vez que ha conseguido atraer la atención del comprador, no se puede estropear el esfuerzo con una página compleja o rebuscada. Prescinda de animaciones flash en una página de venta. Cada promoción o campaña debería tener como \”página de aterrizaje\” un microsite específico, donde el consumidor encuentre claramente los mensajes que le convencieron de pinchar en el banner y sobre todo, muestre bien su botón de compra. En caso de ser necesario un proceso de registro, simplifíquelo al máximo.

Si su empresa no vende directamente online, facilite el canal offline. Refuerce sus mensajes de marca y proporcione un formulario para pedir más información u otros contenidos de interés, como un informe, un elemento multimedia, etc.

4. Haga que su esfuerzo online se vea reflejado offline

Si usted tiene algo que ofrecer online, no se olvide de recordarlo cuando esté offline. En una entrevista, en una conferencia, en su tarjeta de visita, en sus presentaciones comerciales o en la firma de su correo electrónico. Deje bien claras sus direcciones de Internet (web, microsites de producto, artículos en prensa, etc). Será la mejor forma de que alguien, más tarde, acuda a informarse en profundidad \”sin molestar\”.

5. Aprenda a jugar en Internet

Los mercados son conversaciones. Sea proactivo y participe en la conversación. No se conforme con esperar las llamadas al call-center; los consumidores ya están hablando de sus productos ahí fuera, criticándolos o defendiéndolos. Participe, nombre a un responsable para comentar en foros de opinión, blogs o sitios de noticias online. Sea honesto. El consumidor sabe que usted le quiere vender su producto, y en ocasiones está incluso dispuesto a comprarlo, pero le molestan las tácticas de marketing que parecen subestimar su inteligencia.

Es el momento de apostar por un canal en crecimiento. Un informe reciente de la Fundación Auna estima que la inversión publicitaria en la Red alcanzará los 48 millones de euros en 2008. Para entonces, usted podría estar jugando ya en primera división.

Blog: Abladias.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios