BAQUIA

Cisma en el movimiento Xfree86

Los seis miembros clave del desarrollo de proyecto Xfree86 anunciaron el jueves pasado que habían expulsado a Keith Packard -uno de sus miembros más conocidos- por estar tratando de generar un proyecto paralelo al suyo. El anuncio, quitándole importancia, se hizo aprovechando el anuncio del lanzamiento de una nueva lista de correos de Xfree en la que se discutirá el futuro de este proyecto.

Xfree es clave, según C/Net, como módulo gráfico para el desarrollo de Linux. Según Keith, que no quiso ser más específico, su idea era crear un \”entorno más amigable para que los programadores pudieran contribuir libremente con sus trabajos. La actual Xfree86 dijo, no es un lugar muy amable en estos momentos\”.

En realidad, Xfree86 es la implementación de una versión de software libre del conocido sistema X Windows, y tiene por objetivo diseñar el interfaz gráfico de las aplicaciones. El sistema está diseñado con cualquier sistema operativo del tipo UNIX en mente y, en estos momentos, existen versiones para Linux y todas sus variantes, Sun Solares x86, Mac OSX (a través de la utilización de Darwin), así como otras plataformas como OS/2 y Cygwin.

Según los miembros de la directiva del Grupo, la expulsión de Keith viene provocada por su intento de abrir un nuevo proyecto, liderado por él, en el estilo que los americanos denominan \”fork\” (de bifurcarse), y que es válido y bien conocido entre los miembros de grupos de desarrollo de software libre. De hecho, es uno de los fallos que las empresas tradicionales de software le ven al sistema. Unos cuantos programadores disidentes pueden lanzar una nueva iniciativa -no compatible- y hacer que todos tengan que aumentar los esfuerzos para hacer compatibles sus sistemas con ambas versiones, lo que, en algunos casos, conlleva un cierto período de caos mientras se tranquilizan las aguas y uno -o ambos- se convierten en estándares aceptados por la comunidad de usuarios.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios