BAQUIA

Comcast gana un juicio con la neutralidad de la Red en juego

Ayer martes, un tribunal de apelaciones desestimó una decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones que ordenaba a Comcast dejar de administrar su tráfico bloqueando aplicaciones como los sistemas de intercambio entre particulares, conocidos como P2P.

En otras palabras, el tribunal considera que la FCC, que regula las telecomunicaciones en los EEUU, no tiene autoridad para decir cómo tienen que administrar el tráfico los proveedores. Es decir, no se pronuncia sobre si decidir qué tráfico pasa y cuál se congela está bien o mal, y se limita a decir que el tema está fuera de las competencias de la Comisión.

Antes las presiones, Comcast anunció en 2008 que abandonaba esta práctica poco antes de que la FCC emitiera su orden. Sin embargo, la empresa insistió en que sólo estaba gestionando sus redes y apeló la decisión. Ahora, el tribunal le ha dado la razón, si no en el fondo al menos en la forma, abriendo la puerta a que las proveedoras prioricen el tráfico según su criterio.

Éste es un tema espinoso, entre la independencia empresarial y la neutralidad de la Red. Los proveedores de Internet construyen las autopistas de la información para uso de usuarios, empresas y aplicaciones. Hasta aquí estamos todos de acuerdo. Menos claro está cómo deberían gestionar las autopistas esos proveedores.

Así, mientras los defensores de la neutralidad de la Red creen que deberían tratar todo el tráfico por igual, las empresas de telecomunicaciones defienden su derecho a gestionar sus redes, y aluden a la conocida estadística sobre que una minoría de usuarios consume la mayoría del ancho de banda.

Sin embargo, los activistas de Internet denuncian esta práctica como intervención y violación de sus libertades. Algunos piden que se prohíba por ley, y otros piden que se haga cualquier cosa menos legislar Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios