BAQUIA

Comenten, por favor

Un blog debe ser entendido, ante todo, como un espacio para la conversación. Malo es encontrar una bitácora en la que la comunicación fluye en sentido unidireccional (yo escribo, tú lees, y ahí acaba la relación), porque ya sabemos que la Web 2.0 se caracteriza por la participación y la interacción (yo escribo, tú lees y contestas, yo replico, otro interviene, se genera un debate, etc.). Los blogs, uno de sus estandartes, no pueden (no deben) quedar al margen de este nuevo estilo de comunicación.

Eso no significa que valga todo en los cometarios de un blog. Hay que partir del principio de que nunca se debe entrar al trapo de provocaciones y ataques injustificados (“don’t feed the troll”). Con esto claro, incluso de los comentarios negativos se pueden extraer enseñanzas, com nos explica Claudio Bravo en este artículo. Ya saben: que comenten, aunque sea para mal, que algo bueno sacaremos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios