BAQUIA

Cómo monetizar el contenido pirateado

Sitios como YouTube, MySpace o Facebook pueden convertirse en una pesadilla para los dueños del contenido protegido por derechos de autor. Y es que millones de páginas personales convierten en una tarea casi inabordable controlar todos los vídeos que se suben a estas webs, para eliminar aquellos que vulneren el copyright.

Sin embargo, MTV y MySpace han hecho bueno el dicho que pregona que si no puedes con tu enemigo, lo mejor es unirte a él. Ambas compañías han firmado un acuerdo que permitirá monetizar los vídeos y archivos de audio que los usuarios de MySpace suban a sus páginas personales procedentes de la red de MTV Network.

Para ello utilizarán una tecnología que localiza las huellas digitales que se insertan en los vídeos y los clips de audio. Cada vez que éstos se reproduzcan, se desplegará un anuncio en el que se mostrará la fecha de emisión del vídeo original, el episodio al que pertenece (si se trata de un fragmento de una serie) y enlaces a tiendas donde se puede comprar el contenido.

El sistema funciona incluso aunque sólo se muestren unos segundos del archivo original. La tecnología ha sido desarrollada por la compañía Auditude, y se estima que se insertará en alrededor de 250 millones de piezas audiovisuales.

Según explica Jeff Berman, presidente de marketing y ventas de MySpace, “hasta ahora si subías un vídeo, no podías hacerlo de manera legal, porque era bloqueado o eliminado. Esta tecnología nos permite pasar de una cultura del no a una cultura del sí”.

Está por ver si a los usuarios les agradará que en su página personal aparezca una publicidad que ni han solicitado, ni pueden controlar, aunque los responsables de MTV y MySpace confían que con el tiempo se acostumbren a su presencia.

Es más, incluso esperan que para los usuarios podría suponer una forma de rentabilizar sus páginas personales, siempre que se logre algún tipo de acuerdo para que consigan una comisión cuando la visita a su espacio personal acabe en una compra.

Más adelante, otros proveedores de contenidos podrían adoptar una estrategia similar, aunque habrá que dar tiempo para que se produzca un cambio de mentalidad semejante en la industria. No hay más que recordar la multimillonaria demanda (aún pendiente de resolución judicial) que Viacom, a la que pertenece precisamente MTV, interpuso contra Google por el contenido pirateado en YouTube.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios