BAQUIA

¿Cómo montar una empresa que vaya sola?

El paradigma de cualquiera que sueña es emprender, porque ambas palabras están directamente asociadas. Hay gente que piensa incluso que emprender es soñar, ya que permite la realización de aquello por lo que luchas y persigues.

En ambos casos se da la situación de tener que gestionar el proyecto, pero… ¿y si pudiéramos tener una empresa que canalizase nuestro proyecto y que funcionase sola, sin recursos de personal adicionales y que pudiese llevarse de forma sencilla y desde cualquier lugar?

Esto sólo lo permite Internet, y al estar ya madura, nos atrevemos a decir que es la plataforma ideal para tal objetivo. Hoy contaremos cómo hacerlo.

Lo primero que hay que tener es una idea clara de lo que queremos hacer. No todo vale, y tiene que ser algo que se mueva por Internet. Según nuestras propias investigaciones, será todo aquello que funcione como portal de Internet, es decir, aquellos directorios que ofrecen información. En definitiva, los organizadores de información vertical.

La estructura que tiene que tener este portal es muy sencilla. Se compra la tecnología, el diseño y la forma de organizar el portal. Se mantiene la relación como proveedor con los técnicos. Hay que asegurarse de que somos nosotros los que les decimos cómo tiene que ser la navegación y la forma de estructurar la información, las fichas. Una vez que tenemos esto, la navegación de los usuarios permitirá generar impactos, leads, referencias que los clientes anunciantes del portal agradecerán. Ejemplos de estos portales son tormo.com; guiadenovios.com; toprural.com o buscafranquicias.com.

Los usuarios se compran en Internet, por lo que sólo tenemos que articular una buena campaña de medios de comunicación para dar la impresión de que somos la súper empresa, con una estructura grande que cubre todos los aspectos del negocio. Nadie sabe que estás solo. Por eso es importante, tomarse este tema de la gestión de la marca de forma importante.

Finalmente, sólo queda saber de dónde viene el dinero de los clientes. Suele venir de la acción comercial, que es el único recurso que necesitamos. Averigua quién decide, quién manda en los presupuestos de guías y portales. Diseña un plan de acción comercial que se dirija a estas personas y ponte en contacto con ellos.

Una vez realizado esto, si los resultados del portal son buenos (deben serlo, porque lo has diseñado bien) se empieza a generar cartera, es decir, clientes que renuevan cada año. A los pocos meses verás que la empresa va sola, que los clientes se ponen en contacto contigo para contratarte y la cartera se va renovando.

Tu único esfuerzo es generar impactos a través de la navegación de los usuarios en las fichas de contenidos.

Blog: Retirarse a los 40


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios