BAQUIA

Cómo no desesperarse con los regalos tecnológicos

¿No es maravilloso encontrar junto a los zapatos o bajo el árbol una caja llena de cables y chips? Ya sea una cámara digital, un ordenador o un reproductor MP3, la tecnología es cada vez más la joya de los regalos navideños. Lo malo es que a veces el regalo es incomprensible y no hay quien se entienda con él. Para evitar desesperarnos y acabar jugando al rugby con el nuevo despertador con radio, el periódico estadounidense Wichita Eagle nos busca el consejo de los expertos.

El primer consejo es, (¡sorpresa!), leer las instrucciones. Cada vez son más las empresas que además del grueso manual (que viene por algo, no sólo para hacer bulto), incluyen una guía rápida para los profanos en tecnología. Si aún así tenemos problemas, lo mejor es ir a la Red. Por un lado tenemos las páginas especializadas en tecnología, y por otro los foros o blogs de gente corriente que se enfrenta al mismo problema que nosotros. Si no queremos solucionar con tecnología lo que la tecnología ha enredado, nos aconsejan acudir a amigos o familiares que tengan aparatos similares, o al punto de venta, donde tienen acceso a más fuentes de información que nosotros.

Cuando no quede nadie a quien preguntar, una buena idea es buscar online software nuevo para nuestro gadget, en lugar de depender del que viene en la caja. Eso debería solucionar los problemas con el software, según el editor Phillip Torrone.

Al margen de estos consejos generales, hay algunos más concretos en función del aparato. Por ejemplo, el problema más común que la gente tiene con los iPods es conectarlos a los ordenadores, que puede ser sencillo pero plantea alguna duda la primera vez. Se aconseja también no probar este tipo de aparatos hasta haber cargado la batería del todo.

El consejo principal cuando hablamos de teléfonos móviles es, una vez más, leer el manual, sobre todo ahora que los móviles tienen tantas aplicaciones y funciones. Y cuando nuestro nuevo ordenador hace cosas inexplicables, lo mejor es apuntar todas sus excentricidades para que el soporte técnico lo tenga más fácil a la hora de adivinar qué le pasa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios