¿Cómo será entrar en una tienda en 2015?

La experiencia de ir de compras dentro de unos años será muy diferente de la actual, principalmente debido a las innovaciones tecnológicas que se irán incorporando progresivamente. Eso es lo que asegura la consultora TNS en su estudio New Future in Store.

El estudio ha sido elaborado entre 4.500 consumidores de ocho países (Alemania, Canadá, China, Estados Unidos, España, Francia, Japón y Reino Unido), a los que se les ha preguntado cuáles creen que serán las principales innovaciones que estarán disponibles dentro de siete años en la distribución comercial.

Los dependientes holográficos, una especie de asistentes virtuales capaces de responder preguntas y ayudar en el proceso de compra, podrían sorprendernos al entrar en los comercios más vanguardistas en 2015. En total, el 42% de los consumidores cree que estarán disponibles en dicho año, aunque sólo al 23% les parece una innovación atractiva.

Las innovaciones mejor valoradas por los españoles son el pago a través de huella dactilar, los carritos inteligentes y el escaneo tridimensional del cuerpo, con un 64%, 57% y 56% de encuestados que los valora con una nota igual o superior a 8; la aplicación que más españoles declaran que usarían (4 de cada 10) es la ayuda interactiva en los probadores.

Algunas de las principales innovaciones que sugiere el estudio son:

  • Espejo interactivo en probadores: una pantalla digital de alta resolución con una cámara muestra a los clientes cómo les quedarían las prendas sin necesidad de probárselas.
  • Ayuda interactiva en probadores: con una pantalla táctil, el cliente puede comunicarse desde el probador con el personal de ventas, sin tener que ir a buscar ayuda.
  • Carritos de compra inteligentes: el carrito de compra incorpora tecnología interactiva a través de una pantalla de vídeo ubicada en su parte delantera, que permite al cliente encontrar productos, acceder a listas de compras, calcular el coste total de la compra o recibir promociones y cupones.
  • Pago a través de huella digital: el cliente puede pagar sus compras a través de un lector de huella digital que la vincula a su cuenta bancaria o tarjeta de crédito.
  • Escaneo tridimensional del cuerpo: exploración tridimensional del cuerpo del cliente para hacerle recomendaciones de las marcas y prendas que se ajusten mejor a su fisonomía.
  • Compra a través de dispositivos conectados en red: los electrodomésticos conectados en red –por ejemplo, neveras y hornos– controlarán qué productos utilizan los consumidores, crearán listas de compras y se comunicarán con otros dispositivos para organizar la entrega.
  • Red social de compras: los clientes comparten información de sus tiendas y diseñadores preferidos, tendencias y productos imprescindibles, a través de Internet. Los fabricantes podrán observar las redes sociales para averiguar lo que quieren los consumidores y desarrollar esos productos.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios