BAQUIA

Cómo sobrevivir a la cena navideña de la empresa

Las cenas de Navidad de la empresa provocan una multitud de reacciones entre los trabajadores españoles, desde ilusión a temor. Más que un regalo para los empleados, estas cenas pueden convertirse en uno de los eventos más delicados del año. El comportamiento de las personas puede influir en su imagen y posición dentro de la empresa durante el año venidero. Por eso, la web de empleo Monster.es destaca las claves para no sólo superar con éxito ese trance, sino también aprovechar la cena navideña a nivel profesional.

Covadonga Soto, Directora de Marketing de Monster.es. comenta que “los empleados de una empresa deberían recordar que en este tipo de situaciones y a pesar de su carácter festivo, la cena de Navidad es una extensión del trabajo, y por lo tanto los trabajadores se deberían comportar consecuentemente”. Además, Covadonga opina que “los empleados deben divertirse, pero también deben ser conscientes de que estas ocasiones son una excelente oportunidad para establecer contacto con los compañeros de trabajo, personas de otros departamentos, e incluso, con directivos”.

Los cinco consejos de Monster.es para sacar provecho de la cena de Navidad son:

  • Asistir y participar: los trabajadores que no acuden a la cena de navidad no sólo corren el riesgo de parecer prepotentes, sino que además pierden una oportunidad muy importante de hacer contactos. Una vez allí, es buena idea participar en todos los eventos para afianzar una posición como miembro del equipo.
  • Beber con moderación: la regla de oro que todos los empleados conocen, pero que no suelen aplicar. Sobrepasarse con el alcohol no transmite una imagen profesional, y puede conducir a un comportamiento no apropiado para un evento laboral.
  • Hablar con todos: en las cenas de Navidad de las empresas se propicia una colocación informal para juntar a personas de distintos departamentos, o con departamentos de mayor categoría con los que es difícil coincidir en otras ocasiones. Este evento es una buena ocasión para conocer a personas importantes con quienes no se tiene contacto a diario.
  • Evitar hablar de temas conflictivos: las charlas sobre política y religión pueden ser apasionantes entre amigos o familiares; sin embargo, no son el mejor tema de conversación con la gente de la empresa.
  • Agradecer a las personas que han hecho posible la cena: siempre queda bien agradecer la cena a los organizadores de la misma, o si resulta apropiado, al jefe que aprobó la cena.

Siguiendo estos sencillos consejos, estaremos seguros de no arrepentirnos durante el resto del año del comportamiento de una noche.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios