BAQUIA

“Cómo triunfar con un proyecto de Internet”. Capítulo 5: El plan de negocio y su gestión

El plan de negocio es clave en el lanzamiento de una start-up. Aunque parezca que sólo es un trámite, en realidad –a falta de otros elementos- se convierte en una de las claves para enjuiciar una inversión.

La forma es tan importante como el fondo. Muchos emprendedores creen que, para parecer serios, el plan debe tener 300 páginas o más. Nada más alejado de la realidad. Sin embargo, sí es necesario escribir más de 300 páginas para luego, en un ejercicio muy importante de síntesis, reducirlo a no más de 100 páginas.

Formato

Debe tener un “Resumen ejecutivo” que permita al inversor leer, en menos de un cuarto de hora, las bases más importantes del plan. El formato debe ser pues lo más claro posible:

  • Un resumen ejecutivo (10 a 20 páginas con los datos más importantes para tomar una decisión de inversión).
  • Un organigrama claro actual, y el futuro que se piensa tener a partir de la inversión solicitada.
  • Un desarrollo del plan de negocio (80 a 100 páginas).
  • Las cifras clave (4 a 6 cuadros con proyecciones de flujo de caja, pérdidas y ganancias, balance).
  • Elementos adjuntos que son importantes, pero no forman parte del plan (patentes, licencias, inversiones anteriores, cuadro de accionariado, explicaciones técnicas, artículos y cifras que soportan nuestras afirmaciones y supuestos en el plan, etc.)

Hay que tratar de evitar “palabros” técnicos, o si se quieren incluir, hay que ofrecer una explicación de los mismos al final de cada capítulo o en un anexo. También deben incluirse explicaciones gráficas de los procesos más complejos para que cualquiera los pueda entender.

Hay que explicar claramente cómo se quiere emplear el dinero que se solicita. Es muy poco defendible que sea “para pagarnos un sueldo” o para “dejar de trabajar en la consultora y dedicarnos al proyecto”.

El dinero de la ampliación debe ir completamente dedicado a lanzar la sociedad y/o conseguir un hito clave para su desarrollo futuro.

Otro error corriente es el de “pedir más dinero del que se necesita” para “poder estar tranquilos”. Nadie invierte su dinero para que estés más tranquilo. Lo invierte para que la sociedad en la que entra tenga mejor futuro y se le pague muy bien la inversión.

En los equipos bien configurados, el plan de negocio ha sido un ejercicio colectivo en el que todos han aportado lo mejor de sus competencias y cada uno sabe defender su parte del mismo frente a inversores.

No es bueno que, en una presentación a la que van tres personas de la empresa, digamos el CEO, el CTO y el Director Financiero, sólo hable el CEO y los otros dos parezcan convidados de piedra. Es mejor que el CEO dibuje la presentación general, y luego deje al CTO explicar el aspecto tecnológico y al Director Financiero las cifras de dicho plan.

El resumen ejecutivo

Debe ser la clave para convencer al lector de que el proyecto merece la pena. El inversor buscará en él:

  • El entusiasmo del proyecto y sus partícipes.
  • Una visión clara la propuesta.
  • Las magnitudes más importantes (punto de equilibrio en el tiempo, márgenes, retorno de la inversión, posibles salidas futuras a la inversión…).
  • Los problemas y la competencia (planes de dicen no tener ningún competidor suelen estar mal hechos).
  • Un formato espaciado y fácil de leer en el que se puedan hacer anotaciones con facilidad.
  • Un formato argumental sólido en el que se explique el DAFO del proyecto.
  • Una explicación completa de para que se necesita el dinero y como se va a emplear.

RR.HH. el organigrama

Hay que plantear muy bien las necesidades de personal a lo largo del proyecto, definir bien el organigrama actual y proyectarlo en el tiempo para que el inversor vea cómo crece la estructura a medida que avanza el negocio.

El plan de negocio desarrollado

Se necesitan 500 páginas (es un ejemplo) para conseguir 100 que no tengan desperdicio y pasen bien el mensaje. Por ello, un buen plan de negocio lleva más de un mes prepararlo entre dos o tres personas. Si se ha hecho rápidamente, el inversor con experiencia lo detecta enseguida.

Es corriente descubrir errores de cálculo, lo que lleva a la conclusión de que no se ha dedicado el tiempo suficiente a comprobarlos. Es habitual descubrir errores de cierta magnitud que demuestran que el emprendedor y su equipo no se han tomado en serio el trabajo.

Los problemas y la competencia

Es imprescindible que el plan incluya un apartado dedicado al estudio de la competencia, y es recomendable hacer un listado comparativo de prestaciones de cada uno de ellos en comparación con lo que nosotros proponemos.

Formato argumental sólido

Es corriente poder desmontar el plan de negocio en base a lo mal argumentado que está todo. Hay que tratar de dar ejemplos y tener referencias a mano que demuestren lo que escribimos y los argumentos que damos.

Explicar bien para que se necesita el dinero

Muchos emprendedores piden dinero “para cubrirse”. Nadie te lo da. El dinero que se recoge en una ampliación de capital es para invertirlo y que sirva para lanzar el proyecto, no para que esté en el banco esperando a ver si no cumplo mi plan y necesito más dinero.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios