BAQUIA

Consejos para emprendedores ambiciosos

Los que aspiran a convertirse en empresarios de éxito deben tener en cuenta algunas pautas de demostrado cumplimiento.

– Ser empresario es uno de los mejores trabajos que se pueden tener; cada día algo nuevo, diferente, retador. Así es fácil tener interés por todo.

– Cerrar una compañía es un trago sumamente complicado. No es fácil explicárselo a los empleados, a los inversores que pusieron su dinero… Y nada digamos si entre éstos figuran amigos o parientes. Sepa que, si tiene la desgracia de que se produzca, es algo que afectará a su vida familiar, salud, perspectivas laborales y estabilidad financiera.

– La carencia de miedo es irracional, pero demasiado miedo es debilitante. Dé el salto de montar su negocio cuando usted ha considerado el temor y ha salido de sus pensamientos más excitado que asustado.

– Si usted mantiene sus secretos acerca del mercado, éste guardará sus secretos.

– Sus ideas serán más notables cuanto mayor sea su conocimiento del sector en el que quiere emprender.

– Tener demasiados cofundadores complica la toma de decisiones, pero si usted está solo deberá cargar con toda la tensión y el peso de sacar adelante a la empresa. Lo mejor es que se trate de dos personas.

– Construya el modelo de negocio y el diseño de sus productos y servicios de la forma más simple posible. La simplicidad le llevará a la claridad en todo lo que usted haga.

Solucione problemas reales, no potenciales. No cometa el error de destinar mucho dinero a la resolución de conflictos que usted aún no tiene y, probablemente, nunca tendrá. Trabaje sobre los mayores y más apremiantes problemas y deje de lado todo lo demás.

Para los inversores, el producto es nada. El producto importa menos a la mayor parte de los capitalistas que las reacciones de los clientes, las propiedades del mercado y la credibilidad del equipo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios