BAQUIA

Corel reniega de Linux

Parece que a Corel ya no le cae tan bien Tux (el simpático pingüino que representa a Linux). Es posible que la truculenta historia de amor entre la casi defenestrada compañía y Linux esté a punto de llegar a su fin. A Derek Burney, presidente ejecutivo de Corel, se le ocurrió mencionar en el pasado Comdex que estaban estudiando la posibilidad de deshacerse de sus negocios linuxeros como parte de una operación para relanzar a la empresa.

La portavoz de Corel, Louise Hanlon, se ha apresurado a añadir poco tiempo después que está no es más que una posibilidad más entre otras muchas que están barajando ayudados por McKinsey & Co. para sacar a flote a esta compañía. La empresa de software tiene actualmente tres divisiones: una dedicada a su suite WordPerfect, otra para CorelDraw y otra para Linux. Corel, además, cuenta actualmente con participaciones en Rebel.com y Hemera.

Conviene recordar que en marzo del año pasado, cuando que todo lo que tocaba Linux se convertía en oro, el CEO de Corel Michael Cowpland decidió apostar por Linux precisamente para conseguir lo mismo: sobrevivir. Este súbito conato de traición tal vez tenga como causa la inyección de dólares que Microsoft llevó a cabo en la agónica empresa a principios de octubre, el gigante de Redmond y enemigo público número 1 de Linux se hizo con el 24,6 de Corel (acciones sin derecho a voto dijeron ellos) a cambio de 150 millones de dólares. Se admiten apuestas.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios