BAQUIA

Covad Communications vuelve a la vida

Covad Communications, compañía que se acogió al Capítulo 11 que defiende a las empresas en bancarrota, vuelve a escena renovado y con ganas de plantarle cara a las grandes telecos estadounidenses, que prácticamente monopolizan el mercado de proveedores de Internet de banda ancha. Para muchos analistas la entrada de Covad representa un soplo de viento fresco en un sector que no goza de la suficiente competencia.

La bancarrota le permitió a Covad liquidar su deuda, calculada en 1.400 millones de dólares, y dejar aparcada su red de DSL que cubría 50 ciudades estadounidenses. A finales de 2001 la compañía contaba con 351.000 abonados, cifra que le sitúa por detrás de otras empresas de tamaño medio como Verizon (1,2 millones) o SBC (1,3 millones).

La debilidad financiera de la compañía le obligó antes de fin de año a recortar sus gastos, decisión que llevó a la práctica al dejarse menos de 20 millones de dólares al mes. Ahora las cosas han cambiado, y la empresa pretende disponer de dinero en caja a mediados de 2003.