BAQUIA

Crece la adicción al e-mail en las empresas

Según un estudio de Symantec, la adicción al correo electrónico se está extendiendo entre los empleados de las compañías de la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África). La cantidad de mensajes enviados por e-mail ha aumentado un 47% durante los últimos doce meses.

Este sobrevolumen de correos está generando una fuerte dependencia de los usuarios con respecto a este medio de comunicación, ya que un 75% de los trabajadores considera que esta tecnología puede crear adicción. Algunos usuarios corporativos tienen ahora que dedicar más de la mitad de la jornada, y todos los días, a la gestión de sus buzones de correo entrante.

Un 52% de las personas consultadas para elaborar este informe pasa dos horas al día leyendo, contestando y escribiendo correos electrónicos. Un 15% dedica un mínimo de cuatro horas diarias a realizar estas tareas.

La adicción al e-mail ha ampliado la jornada laboral, ya que un 54% del personal comprueba sus correos antes de las 9 de la mañana (hay quienes lo hacen incluso a las 6), y la mayoría lo vuelve a hacer alrededor de las 5 de la tarde (algunos/as incluso a medianoche).

En casos extremos, algunos empleados envían hasta 350 mensajes al día, y pueden recibir 450 en una jornada laboral. Los trabajadores usan el correo electrónico para comprobar información sobre reuniones -74%-; gestionar información de contactos -62%-; encontrar documentos -otro 74%-; y delegar tareas -46%-.

Un 31% de los encuestados utiliza un dispositivo móvil para acceder al correo electrónico, y el 72 lo comprueba cuando está fuera de la oficina y sin realizar tareas laborales.

\”En los últimos años, el correo electrónico ha pasado de ser un medio de comunicación más a convertirse en una herramienta empresarial esencial, pero este apego a la tecnología entre los trabajadores está llegando a ser preocupante\”, afirma Gonzalo Landaluce, director general de Symantec España.

Pero, sorprendentemente, también parece haber aspectos positivos. Mientras que un 27% de los encuestados afirmó que la comprobación del correo electrónico fuera del horario laboral aumentaba el estrés, un nada despreciable 23% manifestó que lo disminuía.

Asimismo, el 43% de los usuarios de correo electrónico móvil piensa que el acceso al e-mail fuera de la oficina les hace ser más eficientes. Y lo que mejor habla de los empleados: el 75% cree que debe ser responsable (y no sus jefes) de mantener bajo control el uso de esta herramienta.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios