BAQUIA

Cuando compramos gadgets, el medio ambiente nos da igual

Un estudio de la tienda online de eléctronica Retrevo indica que a la mayoría de la gente no le preocupa que su nuevo aparato electrónico sea respetuoso con el medio ambiente.

Así, el 42 por ciento de los encuestados dice que les da igual lo ecológico que sea el producto, y el 16 por ciento considera que el precio es más importante.

Esto no significa que el 42 por ciento restante se desviva por el planeta: Un 16 por ciento asegura que siempre compra el modelo más ecológico, un 10 por ciento suele hacerlo y el 16 por ciento restante se siente culpable, pero acaba comprando el artilugio que más le gusta.

Una vez con el trasto en casa, tenemos más interés por el tema. Al 18 por ciento le da igual gestionar sus aparatos electrónicos de forma ecológica (un concepto que engloba desde el consumo de energía hasta el reciclaje de los aparatos viejos).

Hay un 21 por ciento de gente que no tiene muy claro qué es eso de las prácticas ecológicas, pero querría aprender, y el grupo más grande, del 40 por ciento, dice que sabe lo que debería hacer pero no siempre lo consigue. Los más concienciados, que saben cómo y actúan en consecuencia, son el 21 por ciento.

¿Qué es lo que piden los consumidores para mejorar estas cifras? Principalmente, dinero. O más bien, que se den incentivos fiscales de alguna clase a los dispositivos respetuosos. La siguiente petición es que se facilite el reciclaje de gadgets, porque ¿quién no se ha visto ante la duda de qué hacer con un móvil viejo? ¿la carcasa a un contenedor y lo demás a otro? ¿la batería va con las pilas? ¿y la tecla que se cae?

Las siguientes propuestas son que se informe a los consumidores sobre prácticas ecológicas y, en último lugar, leyes al respecto.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios