BAQUIA

Cuando tener demasiados amigos en internet se convierte en un problema

Hace poco hemos sabido que Bill Gates ha tenido que abandonar Facebook. ¿El problema? El exceso de amigos. El otrora magnate de Microsoft probó suerte en esta red social para comprobar su repercusión y se encontró con que más de 10.000 personas le estaban enviando una solicitud para ser sus amigos. Parece que tal cantidad de pretendidas amistades desbordó a Gates, que acabó suprimiendo su cuenta en Facebook.

Lo cierto es que lo de Bill Gates no suele ser normal en el ámbito del famoseo internauta. Por lo general, los personajes famosos que hacen un uso entusiasta de las redes sociales suelen llevar con mediana tranquilidad el hecho de que decenas de miles de personas se suscriban a su perfil. Si nos vamos a Twitter veremos que Lance Armstrong tiene más de 1.600.000 seguidores o followers, casi los mismos que Demi Moore. El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se queda en algo más de 760.000 followers. Cambiando de red social y de país, nuestro Patxi López tiene 6.000 amigos en Facebook.

Como vemos, los personajes públicos sortean con mayor o menor soltura tal avalancha de peticiones de amistad, algo que podría convertirse a la larga en un problema. Pero, ¿y los ciudadanos anónimos? ¿Puede ser para nosotros un problema tener tantos amigos?

Pues, aunque en principio sea maravilloso estar rodeado de gente que quiere saber de nosotros, tener tantos contactos puede ser un verdadero problema si queremos hacer un uso verdaderamente útil de las redes sociales. Y es que, a mayor número, mayor será también la velocidad y el volumen de contenidos que generará nuestra red social, y menor será el tiempo que podamos dedicar a disfrutar de forma pausada de la información. Ya hay bastantes personas que se crean dos perfiles, aquel con el que quieren tener más amigos que nadie y aquel con el que de verdad quieren enterarse de lo que sucede alrededor de sus contactos, todo dentro de un círculo más reducido. No obstante, y aunque tengamos un gran número de amigos, las redes sociales van desarrollando sus propios trucos para que no nos perdamos.

En Twitter, por ejemplo, están de moda los trending topic, un comando bajo el que se encasilla un tema bajo unas coordenadas que cualquier usuario puede buscar si quiere encontrar una información concreta. Sin ir más lejos, el trending topic #iranelection les sirvió a muchos usuarios para poder consultar informaciones sobre las elecciones iraníes pasando un gran filtro de información. En este sentido, los trending topic de Twitter, que ya empiezan a exportarse a otras redes, han significado un avance a la hora de filtrar informaciones. En cualquier caso, siempre se puede recurrir a los famosos buscadores.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios