BAQUIA

Cuatro proveedores de banda ancha se declaran en bancarrota

La quiebra de varios negocios dedicados a proveer de acceso a Internet a alta velocidad a través de ADSL está poniendo en serios aprietos tanto los usuarios como a las empresas propietarias de las redes. Las últimas cuatro víctimas del sector, Flashcom Communications, Zyan Communications, Relay Point and FastPoint, se han declarado en bancarrota y han dejado sin línea a 32.000 suscriptores.

Covad Communications, empresa que proporcionaba la línea a los cuatro ISPs y cuyo CEO dimitió hace poco más de un mes, está replanteándose su plan de negocio en vista de la efímera vida de sus clientes. Los expertos piensan que las bancarrotas acabarán afectando a otros de los grandes proveedores de ADSL en EEUU, como NorthPoint Communications y Rhythms NetConnections.

Como de costumbre, los palos nunca vienen solos: Wall Street se ha encargado de castigar la pérdida de clientes de Covad mandando sus acciones un 16% abajo.

El momento es malo para los pequeños proveedores de ADSL, que no pueden garantizar rentabilidad a corto plazo y son incapaces de competir con las grandes operadoras, a quienes no afectan tanto las pérdidas.