BAQUIA

David on Demand, el hombre teledirigido

Érase una vez un estadounidense que trabajaba en Chicago y quería ir a Francia, para ver el Festival de Publicidad de Cannes. Sin embargo, sus jefes le dijeron que le darían permiso, con una condición: tendría que llevar una webcam pegada a las gafas y hacer todo lo que le dijeran los internautas a través de Twitter.

Así empieza la historia de David Perez, un \”reclutador publicitario\” que etre el 21 y el 26 de junio realizará el experimento de convertirse en un hombre teledirigido, bajo el título de David on Demand, es decir, David bajo demanda.

Las condiciones son pocas: desviará la cámara mientras duerma, se duche o vaya al servicio. Y dice que sólo necesita dormir tres horas (aunque luego amplió el margen a seis en un tweet). No está claro cómo hará para decidir qué hace cuando le sugieran varias cosas al mismo tiempo, o hasta donde está dispuesto a llegar (por lo visto, le dan miedo las alturas).

Como campaña publicitaria, aunque sea de la propia agencia publicitaria, es original pero no barata: entre los billetes de avión a Francia y los caprichos de sus nuevos controladores, la lista de gastos puede dispararse. En cualquier caso, con 1.800 seguidores de Twitter tres días antes de empezar el experimento, parece dudoso que el pobre Lopez llegue a ver algo del Festival.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios