Demandan a Apple por problemas de privacidad

Apple se ha unido a otras grandes empresas de las nuevas tecnologías, como Google o Facebook, que han provocado la indignación de los usuarios por cuestiones de privacidad. Y no es la única, porque también los creadores de algunas de sus aplicaciones están en la lista de acusados.

Según los demandantes, aplicaciones para iOS como Backflip, Dictionary.com, Pandora y Weather Channel han estado compartiendo información de los usuarios (como su edad, género y ubicación, así como un número que identifica a cada dispositivo) con redes publicitarias sin conocimiento de sus clientes. Se han presentado dos demandas colectivas, ambas en un tribunal de California, donde está la sede de Apple.

En estos tiempos de estudios de mercado y anuncios a medida, las plataformas publicitarias se esfuerzan por conocer con la mayor exactitud posible a su público, y así ganarse a unos anunciantes que cada vez valoran más las campañas dirigidas.

Al mismo tiempo, los usuarios están redescubriendo la importancia que tiene la privacidad. Ahora que Google sabe cómo es tu casa y si tienes conexión WiFi, Facebook tiene la lista de tus amigos y así sucesivamente, pasando por todos los servicios y sistemas que utilizamos a diario, nos preguntamos qué ponía exactamente en esa política de privacidad que aceptamos sin leer.

Y la cuestión no sólo depende de las grandes plataformas, sino de aplicaciones desarrolladas por terceros -a menudo, microempresas de uno o pocos empleados- que dejan brechas de seguridad por accidente o, sencillamente, están menos controladas por la red social o el sistema operativo de turno.

Con este panorama, aparecen iniciativas como la de Mozilla, que ha propuesto varios iconos de privacidad para que las páginas indiquen claramente qué va a pasar con nuestros datos, y si van a ser vendidos o compartidos con terceros. Al mismo tiempo, se multiplican las quejas y demandas a las empresas, mientras los abogados denuncian que no hay unas normas claras de juego y las instituciones públicas intentan controlar la fuga de información personal. No por nada, la privacidad es uno de los escándalos del año.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios