BAQUIA

Departamento de Atención de Apple, al habla Steve Jobs

Cuando escribimos al departamento de Atención al Cliente de alguna empresa, suele suceder una de estas tres cosas: que no recibamos respuesta, que recibamos una respuesta automática, o que recibamos una respuesta que no acaba de resolver el asunto en cuestión.

Raro es que nos conteste personalmente el CEO de la compañía. Y más raro todavía sería que ese CEO fuera una de las personas más influyentes del mundo en el campo de la tecnología. Pero si escribimos a Apple, tal vez recibamos una respuesta del mismísimo Steve Jobs.

La dirección personal de Jobs, sjobs@apple.com, es conocida públicamente. Al parecer, en las últimas semanas Jobs ha estado respondiendo personalmente a preguntas enviadas por seguidores de los productos de Apple, muchas relacionadas con las dudas acerca de las prestaciones del inminente iPad.

Eso sí, si le manda un e-mail a Jobs no espere que le conteste con grandes parrafadas, revelaciones tecnológicas o disertaciones filosóficas. Muchas de sus respuestas se reducen a un monosilábico “Sí” o “No”. Bastante es, tratándose de uno de los empresarios más poderosos del mundo.

Por ejemplo, Jezper Söderlund, un músico sueco, envió un e-mail a Jobs preguntándole si su servicio de datos en el iPhone sería compatible con el iPad. A los 30 minutos recibió la repuesta de Jobs: “No”. A un bloguero italiano que le preguntó si se podrían conseguir e-books gratis para el iPad le dedicó una letra más: “Yep”.

Por lo menos, las respuestas, aunque cortas y precisas, están dando más pistas sobre las características que tendrá el iPad. Estas son otras concisas respuestas de Jobs a sus clientes:

  1. “No”: respuesta a la pregunta de si el iPhone podrá funcionar como módem para el iPad.
  2. “No hay de qué preocuparse”, contestó al cliente que mostró su preocupación porque Apple lleva una temporada sin actualizar sus MacBook Pro y Mac Pro.
  3. “No, pero iPhoto en los Mac tiene mejores funciones de Faces y Places”: aquí Jobs no se resistió a meter una pulla a Google cuando le preguntaron si el iPad sería compatible con la librería de formatos de PIcasa.
  4. “Cambie el nombre de su aplicación. No es tan complicado”: la respuesta que envió a John Devor, cuya compañía, The Little App Factory, fabrica un producto llamado iPodRip. Los abogados de Apple le exigieron que dejara de usar el nombre iPod, y Devor escribió a Jobs para informarle del problema. Ahora la aplicación se llama iRip.
  5. “Eso es lo que pasa cuando el agua daña un MacBook Pro. Son máquinas y no les gusta el agua. Parece que está buscando enloquecer a alguien más aparte de a usted mismo”: una de sus respuestas más extensas, dirigida a un cliente que se quejaba porque querían cobrarle para evaluar si era posible reparar un portátil dañado por el agua.

Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios