BAQUIA

Desarrollo actual de la televisión digital terrestre en Europa

La televisión digital va avanzando poco a poco en Europa. En el mercado español se llegó a los 3,5 millones de hogares abonados a las televisiones de pago (un 29% del total), un considerable avance desde los 2,3 millones con los que contaba en 1999. Las opciones por satélite y cable parece que serán las que ocupen la mayor parte del mercado por sus mayores prestaciones y la fiel base de clientes que poseen.

En 2002, Jupiter calcula que la penetración de la televisión digital alcance el 20% en Europa, que aumentará en 2006 hasta el 52%. En España se espera que el mercado de la televisión digital genere unos 3.400 millones de euros en 2006, lo que significa un gran aumento respecto al negocio de 2001, que llegó a los 1.100 millones de euros.

En 2006, se espera que los operadores de satélite sólo cuenten con el 40% del mercado, por el avance de otras modalidades, aunque los ingresos por suscripción seguirán siendo fundamentales, muy por encima del pago por visión y otra clase de ingresos.

Sin embargo, para que se cumplan estas optimistas previsiones de desarrollo de la televisión digital es necesario que se den una serie de circunstancias y cambios:

  • Una rebaja efectiva en el precio de los decodificadores, para que los usuarios accedan a los diferentes canales digitales sin necesidad de suscribirse a las opciones de TV de pago.
  • Los operadores de cable y satélite deberán transferir a sus suscriptores de una TV analógica a otra digital.
  • Un aumento de los proyectos de televisión digital terrestre gratuitos, que tendrán más posibilidades si bajan los precios de los decodificadores.
  • Una mayor variedad de servicios interactivos para la audiencia. Para 2007, el 91% de los hogares europeos usarán servicios interactivos (como el vídeo bajo demanda), que transformarán la forma en que se consumen los servicios televisivos.

El dudoso futuro de la televisión digital terrestre

El futuro de la televisión digital terrestre es incierto, ya que la industria no parece que esté dispuesta a arriesgar más dinero por el momento, después de sonados fracasos, y por la mayor capacidad de contenidos, acceso a Internet ,etc. que ofrecen las demás opciones.

Actualmente, sólo en cuatro países de la Unión Europea se prestan servicios de televisión digital terrestre: Reino Unido (desde 1998), Suecia (1999), España (2000) y Finlandia (2001). En el resto de los países europeos se ha retrasado su puesta en marcha.

Las razones del retraso de los proyectos de televisión digital terrestre en Europa son variadas, porque desde el principio se han tenido que enfrentar a numerosos problemas:

  • Muy pocas personas disponen de los receptores necesarios para recibir sus programas, lo que les impide conseguir las audiencias necesarias para atraer a los anunciantes, su principal fuente de ingresos.
  • La dependencia de los operadores de cable y satélite en gran medida en cuanto a sus contenidos, ya que controlan la mayor parte de los derechos de retransmisión de los contenidos más atractivos para los telespectadores (fútbol, películas de estreno, paquetes de programas temáticos).
  • La limitación que imponen los gobiernos para la prestación de servicios interactivos, a la que se dedica poca capacidad de transmisión. En España sólo pueden utilizar el 20%.
  • Competencia de otras plataformas de pago sólidamente establecidas. Ejemplos de experiencias negativas son los proyectos de ITV Digital en Gran Bretaña y Quiero TV en España.

En muchos países, el problema es que la televisión se difunde básicamente por satélite o cable. Así, en Bélgica y Países Bajos, más del 90% de los hogares está abonado al cable, y en estos dos países, así como en Alemania o Luxemburgo, menos del 10% de los usuarios recibe la televisión principalmente a través de ondas hertzianas.

El desarrollo de la TDT puede ser necesario

Sin embargo, es difícil decir todavía si estas plataformas pueden tener futuro en el contexto actual. Los gobiernos europeos, a pesar de la falta de definición en su política sobre esta área, quieren potenciar la televisión digital terrestre tanto para liberar parte del espectro radioeléctrico como por sus posibilidades respecto a la recepción móvil y portátil (que no existe con las otras modalidades).

Además, las emisiones de televisión digital en abierto son muy importantes para el futuro, ya que se estima que un 40% de los hogares europeos no estarán abonados a ninguna plataforma digital de pago, por lo que la incorporación de esos hogares a la tecnología digital deberá llevarse a cabo a través de la televisión digital terrestre de libre acceso.

Por último, si las televisiones públicas ofrecen de forma gratuita nuevos programas de TDT de calidad, es posible que los ciudadanos que no estén interesados en abonarse a ninguna plataforma digital de pago, estén dispuestos a adquirir televisores digitales integradores o receptores digitales que les permitan acceder a esa clase de programas.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • CMT
  • Jupiter

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios