BAQUIA

Desestimada la super-demanda de Paul Allen

Lo malo de una apuesta fuerte es que también es arriesgada. Por eso suponemos que el cofundador de Microsoft, Paul Allen, no se ha sorprendido mucho cuando la juez Marsha Pechman ha desestimado su demanda contra un puñado de empresas tecnológicas señalando que sus argumentos son demasiados vagos e imprecisos.

Otra cosa es que nos sorprenda que haya un límite, después de las patentes y los registros de marcas que hemos visto salir adelante en Estados Unidos. Pero volviendo al tema que nos ocupa, en esta ocasión el conflicto giraba en torno a unas patentes relacionadas con el comercio electrónico y la búsqueda en Internet.

Las acusadas son nada menos que es Google y su filial YouTube, Apple, Facebook, Yahoo, AOL, eBay y la compañía de alquiler de vídeos digitales Netflix , junto con OfficeMax y Staples o la propia Microsoft, para redondear una lista en la que no faltan pesos pesados de la Red.

Tampoco está todo perdido. Allen, que aparece en el puesto 37 de la lista de Forbes de los más ricos del mundo, tiene hasta el 28 de diciembre para presentar una descripción más concreta de qué es lo que él (o más bien, su empresa Interval Licensing, que cerró hace unos diez años) considera que le han copiado. Y ya han anucniado que volverán a intentarlo, suponemos que esta vez aclarando qué servicios de las demandadas violan su pro


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios