Detenido un soldado de EEUU por filtraciones a Wikileaks

Hace poco, Julian Assange, el periodista australiano fundador de Wikileaks, fue advertido de que se le podría retirar el pasasporte. Puede que ese suceso nos hiciera olvidar que quien corre más riesgo no es quien crea y mantiene la página, sino los que envían información confidencial.

Para recordarnos este detalle, el analista de inteligencia militar Bradley Manning, de 22 años, ha sido detenido en Irak, donde estaba destinado, y ahora está bajo custodia en Kuwait, aunque por el momento no se han presentado cargos contra él.

Al parecer, su arresto está relacionado con la filtración de varios vídeos de combates y cientos de miles de registros clasificados a la página Wikileaks, que ofrece información secreta, tanto de gobiernos como de instituciones y corporaciones, que normalmente no está a la vista del público.

Quizá la más famosa de las filtraciones que se atribuyen a Manning es la de un vídeo en el que se muestra un ataque aéreo en Irak en el que murieron varios civiles, incluyendo a dos empleados de la agencia de noticias Reuters.

Según Wired, el ex hacker Adrian Lamo informó al Ejército después de que el joven analista le dijera que estaba pasando información confidencial, en “posiblemente la mayor filtración de datos en la historia de Estados Unidos”, según citó Lamo, que dijo haber informado del caso porque hay vidas en juego.

Wired también ha hablado con la tía de Manning, quien siguió instrucciones de su sobrino para cambiar su estado en Facebook a “Puede que algunos hayáis oído que he sido arrestado por publicar información clasificada a personas no autorizadas. Ved CollateralMurder.com”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios