BAQUIA

Diez sonados fracasos puntocom

La llamada Nueva Economía ha dejado en el camino a numerosas empresas de la Red cuyos promotores soñaron un día con convertirse en los reyes de los negocios. La historia de Internet, sí, está lamentablemente plagada de fracasos sonoros, de expectativas truncadas, entre planes de negocio inviables e insostenibles burbujas bursátiles. Aquí va una lista de algunos de los desplomes más destacados.

Comencemos por Webvan, que en año y medio levantó 375 millones de dólares en una gigantesca IPO y se hizo con una buena base de infraestructuras. Pero sus promotores fueron incapaces de prever que los márgenes de un negocio de comestibles jamás podrían compensarles. Nunca llegaron a tener tantos clientes como para justificar sus ansias expansionistas en el gasto; el resultado, un cierre y 2.000 personas de patitas en la calle.

Pets.com y su popularísima mascota tampoco pudieron convencer a suficientes propietarios de animales domésticos de las bondades de comprar accesorios y artículos online. Igual que Kozmo.com, a la que se podían solicitar desde películas hasta ciertos alimentos. La solución perfecta para las noches de tormenta; sin embargo, su rápido crecimiento -llegó a estar presente en siete ciudades de EEUU- no estuvo en consonancia con un aumento de los pedidos servidos.

Flooz.com, eToys.com, Boo.com, MVP.com o Go.com, el gran fiasco de Disney… Historias recientes que deben servir a los nuevos emprendedores como guía y recordatorio de lo que no debe hacerse a la hora de apostar por Internet. O Kibu.com, aquella comunidad online para adolescentes que fue barrida del mapa por las turbulencias de los mercados financieros.

Cerramos este repaso con GovWorks.com, un portal pensado para que los ciudadanos hicieran negocios y trámites con los ayuntamientos estadounidenses. Pronto, sus promotores sufrieron el robo de su tecnología y desde entonces fueron incapaces de encontrar el software necesario para hacer funcionar con solvencia el invento, hasta que éste pasó a manos de un competidor antes de fenecer en 2000, tan sólo dos años después de su nacimiento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios