BAQUIA

Donaciones, el arma de la guerra por los derechos digitales

Pese a los grandes presupuestos de los que disfruta la industria del entretenimiento, las donaciones de particulares empiezan a plantearse como una herramienta clave en la lucha por la definición de los derechos de autor en Internet.

Así, la Asociación española de Internautas sobrevive gracias a las donaciones de sus miembros, que ha necesitado para pagar los 36.000 euros de indemnización dictada por el Supremo por haber alojado el dominio \”putaSGAE\”.

Las dificultades de financiación no se limitan a ese bando. Al otro lado del charco, ASCAP, una organización estadounidense que agrupa a más de 380.000 músicos, compositores y otros profesionales de la música prepara su propia campaña contra los defensores de los derechos digitales y unas indeterminadas \”compañías de tecnología\”.

\”Muchas fuerzas incluyendo Creative Commons, Public Knowledge, la Fundación Electronic Frontier y empresas de tecnología con grandes bolsillos se están movilizando para promocionar el Copyleft para socavar nuestro Copyright\”, afirma la carta. \”Dicen que defienden los derechos de los consumidores, pero la verdad es que estos grupos simplemente no quieren pagar por el uso de nuestra música\”, añade.

La misiva sostiene que si estos grupos logran influir en las autoridades, los músicos no podrán ganarse la vida de la forma tradicional, y la música \”se consumirá\”. Para evitarlo, piden cinco dólares a sus socios para financiar su campaña de presión ante el Congreso frente a estos grupos.

Como señala Wired, una de las cosas que más llama la atención es el hecho de que metan en el mismo saco a organizaciones de activistas como Electronic Frontier, empresas no identificadas y Creative Commons, que en realidad emite licencias que los propios creadores escogen para distribuir su contenido. Tras recibir la carta, algunos miembros de ASCAP que utilizan esas licencias han donado dinero a Creative Commons.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios