BAQUIA

Dos minutos sin hacer nada

Trabajar, dormir y comer son probablemente las cosas a las que dedicamos más tiempo. En nuestros ratos de ocio vamos al cine, o a un bar, o jugamos a algo. Pero está menos claro cuántas horas dedicamos a no hacer absolutamente nada en este mundo de smartphones, consolas, ordenadores, televisión y demás gadgets para entretenernos.

Quizá por eso, la moda del momento en la Red no es un gatito gracioso, ni el vídeo de un excursionista fascinado por el arco iris, ni un anuncio original. Es el extraño desafío de no hacer nada (no, ni siquiera jugar a CityVille) que plantea Do nothing for 2 minutes.

La página que ha iniciado esta moda no puede ser más sencilla: una foto del mar y un contador. Si a los dos minutos no hemos tocado ni ratón ni teclado, nos felicita con un "Well done" ("Bien hecho") y eso es todo. Hemos parado un segundo, y podemos volver a sumirnos en el frenesí de actualizaciones.

Esta peculiar prueba es obra de Andrew Tew, que ganó un millón de dólares vendiendo los píxeles de una página web, que ha vuelto a conseguir que los usuarios conviertan una de sus ideas en un éxito viral, con su correspondiente hashtag #donothing y un número sorprendente de usuarios que admiten haber fracasado.

Como sugerencia, proponemos pasar esos dos minutos de vacío reflexionando sobre cómo el chiste de Internet del día puede tenernos haciendo (o no haciendo) cosas de lo más insospechado, entre otras cosas para poder contarlo luego en Twitter.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios