BAQUIA

Dos modelos de negocio: El Canto del Loco vs. Depeche Mode

Mientras El Canto del Loco ofrecerá seis conciertos sólo para los compradores de su último trabajo, pagando la reserva del nuevo álbum de Depeche Mode se recibe una contraseña para adquirir hasta cuatro entradas de su próxima gira.

El Canto del Loco parece querer llevar un modelo caduco y trasnochado hasta sus últimas consecuencias. Parece una decisión tan intachable (realmente pueden hacer lo que quieran) e innovadora como raquítica, avara y cortoplacista, pues responden al incremento de la audiencia de los conciertos -gracias a la extensión de las copias privadas-, algo que lógicamente beneficia a sus bolsillos, con la restricción de acceso a sus actuaciones. Sólo para compradores.

Como dice Enrique Dans, están en su derecho, sí. Pero no es bueno discriminar a los usuarios que se hacen con música en las tiendas online. No. Cada vez menos gente quiere tener CD, y crece el número de los que apuestan por hacerse con varias canciones sueltas; y si ahora es El Canto del Loco quien trata de gobernar con puño de hierro a sus seguidores, éstos y la contundente respuesta del mercado pondrán al grupo en su sitio, pronto.

Resulta gracioso recordar ahora la letra de su primer single: \”Quiero entrar en tu garito con zapatillas, y no me mires mal al pasar, estoy cansado de siempre lo mismo, la misma historia y quiero cambiar\”. ¡Ah el poder del becerro de oro!… Pero es que, además, no pueden mostrarse más nulos en materia de marketing. Porque si a un chico/a del insti, sin un céntimo, le gusta el grupo y ahorra para ir a sus conciertos -bajándose el disco para evitar la sangría económica que le supondría adquirirlo-, esta iniciativa le pone a los pies de los caballos.

En fin; véase este encuentro digital de ECDL con sus fans y préstese especial atención a la pregunta 46…

Más imaginativos e inteligente se han mostrado los componentes de Depeche Mode. Al grupo se le ha ocurrido unir a iTunes y TicketMaster para que, pagando la reserva de su nuevo trabajo, se obtenga una contraseña que permitirá comprar hasta cuatro entradas para su próxima gira de conciertos. Además, el álbum se podrá descargar desde el 18 de octubre. Porque la Red, aunque parezca que no, ayuda, y mucho. Que se lo digan a Colin Hay. Con objeto de evitar colapsos e incidentes, la comercialización de entradas en TicketMaster empezará diez días antes de cada concierto sólo para los propietarios de contraseñas. Es, sí, lo que se llama cuidar al usuario.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios