BAQUIA

Dos tercios de los internautas no reconocen un bulo

Todos hemos recibido alguna vez mensajes de ese tipo: alertas sobre teléfonos-bomba abandonadas por las calles, niños necesitados de la urgente donación de un órgano, romances entre actrices y ex presidentes del gobierno, velas que deben reenviarse para mantener el recuerdo de las víctimas de algún suceso… Y así muchos más.

Asombrosamente, muchos de los receptores de este tipo de mensajes no son capaces de distinguir un bulo de una noticia verdadera. Tal vez debido a que vivimos una época dominada por la sobredosis de información y la continua sucesión de datos y noticias, y no disponemos del tiempo o los criterios necesarios para distinguir lo verdadero de lo falso.

La Asociación de Internautas presentó ayer un estudio (en pdf) que analiza el fenómeno de los bulos que circulan por Internet, conocidos en inglés como hoax. Se ha elaborado a partir de 2.263 encuestas online a usuarios de su página web, entre los pasados 28 de julio y 17 de agosto.

La principal conclusión es que el 35% de los encuestados cree saber distinguir entre una información veraz y otra falsa, mientras que casi dos tercios, el 63,5%, confiesa que sólo a veces los distingue.

Sobre las claves que permiten distinguir noticia y rumor, en el mundo digital igual que en el real, la identificación de la fuente es mencionada por el 33% de los usuarios como primera clave de distinción, seguida de la incorporación de datos de un estudio (21%), agregar elementos multimedia (11%) y la confianza en el remitente (12%).

Respecto a los orígenes de los bulos, un 46% de los internautas cree que tratan de generar alarma social, el 33% lo atribuyen a mejorar o empeorar la imagen de las marcas, el 32% considera que su objetivo es generar bases de datos -a través del reenvío de los mensajes por correo electrónico-, y el 28% transmitir virus.

Por último, preguntados sobre qué hacen cuando reciben una de estas comunicaciones, el 64% decide no abrirla, mientras que un 35% sí lee el mensaje. Después, un 87% borra el mensaje, mientras que otro 11% lo reenvía a sus conocidos, no tanto porque se crean la información, sino por entretenimiento o cualquier otro motivo.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios