BAQUIA

DST: ¡Que vienen los rusos!

Los magnates rusos ya no sólo compran equipos de fútbol ingleses: ahora también parecen haber puesto su punto de mira en empresas tecnológicas. Es el caso de Digital Sky Technologies (DST), que pertenece en un 35% a Alisher Usmanov, principal accionista del equipo londinense del Arsenal.

DST fue fundada en 2005, y está considerada como la empresa rusa de mayor capitalización dentro del sector de Internet. La compañía está valorada en unos 3.000 millones de dólares.

Hasta la fecha, DST lleva invertidos unos 1.000 millones de dólares en empresas como Facebook o el servicio de mensajería ICQ de AOL, que compró por 188 millones de dólares. Son sólo los primeros pasos para adentrarse en el accionariado de las empresas tecnológicas más destacadas del mundo.

Como explica en una entrevista en The Daily Telegraph Yuri Milner, CEO de DST, sólo unas 100 empresas de Internet se pueden considerar como globales. De éstas, su compañía estudia inversiones en algunas docenas, aunque Milner reconoce que es difícil entrar en las fases tardías de inversión.

Por el momento DST ha invertido en negocios localizados en Rusia, el este de Europa y Norteamérica: en total, tiene participaciones en más de 30 proyectos, y ahora busca ampliar su cartera en Asia, Australia y el Reino Unido.

Una de sus “estrellas” en dicha cartera es Facebook. El pasado verano compró casi un 2% de las acciones por unos 200 millones de dólares (lo que otorgó a la compañía una valoración de 10.000 millones de dólares). Después ha seguido comprando acciones a los propios empleados y otros inversores, hasta controlar el 5% del accionariado.

Dado que DST sólo se interesa por las empresas de alcance universal, uno de sus siguientes objetivos podría ser Twitter, aunque de momento se trata sólo de un rumor. Lo que no es un rumor son los 180 millones de dólares que invirtió a finales de 2009 en Zynga, creadora del popular juego FarmVille.

En la entrevista, Milner deja toda una declaración de principios: “Todas las industrias se verán afectadas por Internet, Es algo permanente, no cíclico. La música ya nunca será lo mismo, la industria de los periódicos nunca será igual. No importa la situación macroeconómica, Internet seguirá cambiando el mundo. Invertimos en compañías rompedoras, que resultan ser las empresas de Internet”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios