BAQUIA

e-Health: promesas pasadas y viabilidad futura

Hasta 1999 el término e-Health era prácticamente desconocido, aunque el concepto al cual se refería probablemente ya llevaba tiempo rondando el sector. La e-Health o Salud Interactiva, aparece con la revolución que supuso el desarrollo de herramientas y aplicaciones en Internet. Como tal, el vocablo se comenzó a utilizar, junto con otras \”e-palabras\”, en un intento de transmitir las promesas, principios y grandes expectativas que el comercio electrónico podía aportar al entorno sanitario.

Ante las expectativas que creó Internet, pareció adecuado acuñar un nuevo término que abordase los siguientes retos dentro del sector sanitario:

  1. Capacidad del consumidor para interaccionar con los sistemas online (B2C)
  2. Aumento de las oportunidades para intercambiar datos entre instituciones (B2B)
  3. Nuevas oportunidades para comunicación entre consumidores (C2C)

E-Health va más allá del desarrollo tecnológico: se trata de una nueva actitud

La e-Health es más que un mero desarrollo tecnológico y es, en la actualidad, un campo emergente situado a caballo entre la informática médica, la salud pública y la empresa, y que se refiere a los servicios sanitarios y la información suministrada o complementada a través de Internet y tecnologías relacionadas. En su sentido más amplio, el término no sólo se refiere a un desarrollo técnico, sino también a una predisposición mental, una manera de pensar, una actitud, y un compromiso para trabajar en un entorno global e interconectado, con el fin de mejorar los cuidados de la salud a nivel local, regional y mundial, a través de las telecomunicaciones y de las TI.

Con E de E-Health

Existen 10 características que definen el efecto que este nuevo campo debería tener sobre el sector sanitario convencional:

  1. Eficiencia: una de las promesas de la Salud Interactiva es aumentar la eficiencia del sector sanitario, mediante una disminución de los costes.
  2. Enaltecer la calidad de la asistencia: incrementar la eficiencia no pasa sólo por la reducción de costes, sino también por mejorar la calidad. La e-Health permitirá dirigir a los pacientes a aquellos proveedores de mayor calidad.
  3. Evidencia: las propuestas de intervención sobre el estado de salud que se desarrollen con la e-Health, deberán examinarse rigurosamente y demostrar que son positivas y no perjudiciales para los ciudadanos.
  4. Exposición: los pacientes y consumidores podrán consultar la información relevante relacionada con su salud. La Historia Clínica Electrónica, la disponibilidad online de las fuentes de información médica, permiten que el ciudadano tenga la oportunidad de elegir opciones médicas basadas en el conocimiento actual.
  5. Encontrar una nueva forma de relación médico-paciente
  6. Educación: utilización de recursos online para médicos y demás profesionales sanitarios (eLearning, formación médica continuada), y consumidores (educación de la salud, información preventiva a medida)
  7. Establecer el intercambio de información de manera estándar entre organizaciones sanitarias.
  8. Extensión del alcance convencional de la medicina, no sólo geográficamente sino conceptualmente. La e-Health permite la obtención fácil de servicios interactivos de proveedores globales.
  9. Ética: la e-Health supone desarrollar nuevas formas de relación médico-paciente, lo que supone la aparición de nuevos conflictos éticos que afectan a la práctica médica online profesional, al consentimiento informado y a la privacidad.
  10. Equidad: la brecha digital que separa a ricos y pobres, población urbana frente a la rural, jóvenes y ancianos, enfermedades comunes frente a las raras, puede dar al traste con una de las promesas de la e-Health: hacer la sanidad más equitativa para todos. Curiosamente, aquellos segmentos de población con menos recursos, menos destreza y menor acceso a un ordenador, y que son los que más se beneficiarían de la información relacionada con la salud, son los que con menos probabilidad se beneficiarán de los avances de las NTI, a no ser que se pongan en marcha medidas políticas que aseguren un acceso equitativo para todos.

La visión empresarial

La primera generación de compañías de e-Health que surgieron a albor de Internet, se dividió enseguida en tres segmentos:

  1. Farmacias online
  2. Portales de Información relacionada con la salud
  3. Sitios globales de e-Health

Si se analizan los componentes de cualquiera de ellos, se puede identificar cuatro factores estratégicos críticos, que tienen el poder de predecir el éxito o fracaso empresarial. Aunque el análisis proviene del sector e-Health, estos factores también se pueden aplicar a todas las startups en Internet.

  1. Valor añadido incuestionable e irresistible
  2. Toda empresa que se precie debe crear valor para sus clientes, deben ofrecer un producto o servicio que sea de utilidad para el consumidor al precio establecido. Las startups en Internet en general, y las de e-Health en particular, deben ofrecer productos y servicios que tengan un valor mucho mayor que el ofrecido por cualquier alternativa existente.

  3. Modelo de Ingresos sin Ambigüedades
  4. En Internet, los servicios que aportan utilidad y valor no son necesariamente saludables desde el punto de vista financiero. Tras años de servicios web gratuitos, los consumidores se han acostumbrado al derecho inalienable de un Internet gratuito. Para construir un negocio viable, hay que diseñar una estrategia de ingresos en un entorno en el que la mayoría de los consumidores esperan servicios gratis, y en el que siempre existirán competidores deseosos de complacerles con tal de ganar cuota de mercado.

  5. Barreras competitivas a la entrada
  6. Las compañías ya establecidas en la Red deben encontrar vías para protegerse de la avalancha de competidores que, por moda, quieran también estar en Internet. Establecer barreras a la competencia mediante la utilización de economías de escala, registro de productos, marcas famosas, etc., debe ser parte integral de cualquier estrategia empresarial, convirtiéndose en medidas vitales para la supervivencia empresarial, cuando las necesidades de capital inicial para entrar en la Red son bajas.

  7. Organizar la estructura para controlar los costes

    La promesa, en última instancia, de Internet siempre ha sido la provisión de información y servicios a millones de personas a un coste muy bajo. Este principio fundamental debe estar presente en la base de cualquier plan de negocios de comercio electrónico. Aunque al lanzar un nuevo negocio siempre es necesario el gasto financiero, los responsables deben asegurarse que éste está claramente enfocado y tendrá retornos significativos.

La primera generación de compañías que han sobrevivido a la burbuja y posterior explosión de Internet han sufrido terribles avatares en su gesta para ofrecer servicios innovadores relacionados con la salud. Algunas han sobrevivido, la mayoría ha fracasado.

La segunda generación está en marcha, y han aprendido tanto de los errores como de los éxitos de sus predecesores. Si incluyen dentro de su planificación estratégica los cuatro factores fundamentales analizados, las probabilidades de éxito empresarial e innovación estarán aseguradas.

______________________________________________________________

Jorge Martínez de Hurtado es Director de Operaciones y Desarrollo Estratégico de Médico Directo


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios