BAQUIA

EEUU concede dos años más de moratoria a los impuestos de Internet

El Senado de los Estados Unidos aprobó ayer prolongar por dos años la moratoria para que entren en vigor nuevos impuestos específicos para las transacciones online, y rechazó una enmienda que dejaba en manos de los estados gravar las ventas de Internet.

Los 130 millones de usuarios de Internet de EEUU podrán comprar tranquilos los próximos dos años, y los cibercomercios podrán seguir beneficiándose de exención fiscal, que les permite competir con ventaja frente a las tiendas de ladrillo.

El Senado renovó la moratoria que expiró el mes pasado, cuando los legisladores no se pusieron de acuerdo para incluir una cláusula que permitiera a los estados hacerse cargo de los impuestos. Esa cláusula fue rechazada por el Senado, que en su lugar decidió no gravar el acceso a la Red ni establecer otros \”múltiples y discriminatorios\” impuestos en Internet hasta el uno de noviembre de 2003.

El mes pasado el Congreso aprobó la misma medida, que ahora precisa la firma de Bush para convertirse en ley. La moratoria original, aprobada en 1998 en el Congreso, perseguía prohibir a los estados y gobiernos locales imponer nuevos impuestos que podrían minar el crecimiento de un nuevo medio, que sólo significa el 1% de las ventas totales en EEUU.

Sin embargo ahora, con más de la mitad de la población conectada a Internet, la incapacidad de los legisladores de establecer una forma justa y sencilla de incluir impuestos en el comercio electrónico es un duro mazazo para los gobiernos locales, que temen que sus ingresos mermen cada día según se impongan las transacciones en la Red. Los estados dejarán de ingresar unos 13.300 millones de dólares este año, dinero en el que confiaban para sufragar gastos de servicios básicos después de ver sus presupuestos recortados por la crisis económica.

Por su lado las beneficiadas, las empresas de Internet y las de venta por catálogo, llevan tiempo argumentando que les sería imposible manejarse entre las más de 7.500 jurisdicciones impositivas diferentes de Estados Unidos.

El estrecho margen por el que ha pasado la propuesta en el Senado (57-43) invita a ambas partes a entenderse pronto; los estados deberán ponerse de acuerdo para unificar los miles de impuestos distintos, y los cibertenderos deberán aceptar impuestos acordes con su negocio.

Mientras, sigue vigente la decisión tomada por el Tribunal Supremo en 1992, que prohibe a los estados recolectar impuestos de las ventas por catálogo, Internet o cualquier otra transacción a distancia a no ser que la tienda tenga presencia física en el Estado.

  • Más información en Newsbytes y Yahoo!


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios