BAQUIA

EEUU perseguirá las decargas de su contenido en el extranjero

Por si alguien no tenía clara la postura estadounidense sobre la descarga de música y películas, el vicepresidente, Joe Biden, lo dejó bastante claro el martes al afirmar que \”la piratería es robo, simple y llanamente\”, y compararlo con asaltar la joyería Tiffany\”s de Nueva York.

La comparación viene a cuento de la nueva estrategia del Gobierno estadounidense, que tiene previsto hacer presión pública sobre los países extranjeros que alojen páginas de descargas de contenido estadounidense. No aclaró si tienen prevista alguna medida más directa.

Aunque no pronunció ningún nombre, se sobreentiende que se refería sobre todo a Rusia y China, aunque España no es precisamente un país sin decargas y servicios de streaming.

Biden también dijo en su patriótico discurso que los proveedores de Internet deberían colaborar con la lucha contra la piratería, lo que parece apuntar a esas normas de \”tres strikes\”, adoptadas por países como Francia e Irlanda, que contemplan cortarle la conexión al que reincida en la descarga de archivos protegidos.

Como apunta el blog de Torrent Freak, el argumento de Biden de que la piratería daña a las empresas estadounidenses parecía más en línea con las cifras de pérdidas que publica a diestro y siniestro la industria del entretenimiento con la conclusión de una agencia gubernamental que indicó hace poco que estas estadísticas son, como mínimo, poco fiables.

Esta estrategia pretende combatir tanto la copia de películas como la falsificación de bolsos o -como dijo Biden- los chalecos de Kevlar falsos que pueda comprar el Ejército. Pero Internet, y no el material militar, es el plato fuerte del plan.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios